Así se hacen los salarios emocionales

Escuchar a los empleados y conocer sus necesidades puede ser efectivo a la hora de darles felicidad laboral.

Consejos profesionales /
La idea es darles a los empleados la oportunidad de ser felices mientras trabajan. Foto:123rf.com
La idea es darles a los empleados la oportunidad de ser felices mientras trabajan.

Entregar beneficios no monetarios a los empleados para que estén cada vez más a gusto con la empresa hace que sean más productivos, además, así se logra que tengan un alto compromiso con la organización. A esa serie de adicionales se les conoce como salario emocional y son de suma importancia para trabajadores y compañías.

Establecerlo en una empresa no es tarea sencilla, se deben estudiar variables y conocer los gustos y necesidades de las personas para su implementación ideal. Algunas empresas en Colombia copian modelos y otras los hacen bajo sus propias directrices.

El salario emocional, según la encuesta Punto Salarial de elempleo.com, hecha con base en entrevistas a 400 empresas del país, determinó que en un 86 por ciento de los casos las organizaciones otorgaron este año permisos retributivos; en un 62 por ciento se dieron licencias especiales con reserva de puesto; en el 53 por ciento, opciones de flexibilidad laboral y en un 32 por ciento, reducciones de jornada. 

Otras opciones que aplican las compañías para la retención o reconocimiento del talento humano son el teletrabajo, planes de formación, guardería, lugares de relajación, tiempo adicional de vacaciones, beneficios sociales, capacitación, espacios de distracción, apoyo económico para estudios, voluntariado y, entre otros, el reconocimiento.

Registra o actualiza tu hoja de vida

“La mejor opción para conocer a los empleados es hacerlo con una encuesta, establecer las mejores opciones, escucharlos, incluso a los empleados que dejan la compañía es prudente preguntarles qué no les gustó de la empresa y qué cambiarían, con esa idea es fácil hacerles entender que participar es otra forma más de innovación y así se cambian a las organizaciones”, estableció Gustavo Higuera, director de la línea Outsourcing de Adecco Colombia.

Una vez se tengan las ideas, la empresa puede estudiar la propuesta y su implementación, si es viable y a quiénes se va a beneficiar con la medida. Tener a la mayoría feliz es una ganancia.

“Las ideas llegan de todos lados, los empleados tienen voz y hacerlos parte de los cambios es importante, recibir desde lo más ilógico hasta las determinaciones legales hace que la empresa obtenga un valor adicional. Fin de año es una oportunidad de conocer y de ver a las personas con las que trabaja y el salario emocional es lo que más le gusta a la gente”, agregó Higuera.

Las empresas han visto que la capacitación, la promoción del desarrollo profesional, entregar vacaciones por más periodos que los legales, ofrecer conectividad con aparatos de última gama y hasta adecuar en la empresa espacio para las mascotas hace que los empleados piensen más de una vez ante la posibilidad de cambiar de trabajo. Si los beneficios responden de verdad a las características poblacionales de la compañía, será mucho mejor.

“Conociendo y preguntando se lograr establecer qué es lo importante y qué afecta a los empleados y así se les puede dar gusto, también hay posibilidades de ir cambiando estos beneficios cada año o en cada rol de la compañía”, puntualizó Higuera.

Destaca tu hoja de vida con elempleo VIP

Comentarios

Publicidad