Define tus propósitos laborales, no basta con soñar

Establece metas reales, retadoras y específicas. No ambiciones trabajos ‘imposibles’ y deja de lado retos que no puedes cumplir.

Consejos profesionales /
Haz seguimiento de tus metas cada tres meses, así tendrás posibilidades de ajustar o replantear. Foto: 123rf.com.
Haz seguimiento de tus metas cada tres meses, así tendrás posibilidades de ajustar o replantear.

Si pasaste el 2017 sin definir objetivos y propósitos laborales claros, es posible que no haya sido un año muy satisfactorio para ti en materia de crecimiento profesional. Quizás solo cumpliste con lo requerido por tu empleador.

Para que este año sea de desarrollo, crecimiento y logros en el ámbito laboral, plantea propósitos claros y organiza tus prioridades y deseos con respecto a tu empleo.

“Todo debe partir de una línea base, para entender cómo nos fue, cuál fue el alcance que se tuvo, cuáles fueron los logros importantes durante el 2017, para así definir unas metas con objetivos alcanzables, medibles, retadores, rastreables y específicos”, asegura Mario Felipe Ramírez, consultor empresarial.

Registra o actualiza tu hoja de vida y accede a miles de empleos

Tú debes comenzar por plantearte metas que puedas lograr, a las que les puedas hacer un seguimiento. No pueden ser propósitos ambiguos, deben ser concretos. Ten claridad de lo que quieres. 

La idea no es establecer unas metas que te frustren, sino que al final te den la satisfacción de que te retaste a ti mismo y lo pudiste conseguir.

Debes comenzar por plantearte metas que puedas lograr, a las que se les pueda hacer un seguimiento. No pueden ser propósitos ambiguos, deben ser concretos. Ten claridad de lo que quieres.

Piensa en qué campos quieres desarrollarte. No todo está relacionado con lo monetario, aunque esa es una parte importante. Establece un eje de prioridades para definir en qué quieres crecer. “Se aconseja usar un mapa personal que diga qué es lo que quieres conseguir este año en cuanto a habilidades blandas, prácticas, conocimiento o emprendimiento”, recomienda Ramírez.

También es bueno que tengas claro si quieres adquirir nuevos conocimientos haciendo un diplomado, una especialización o una maestría.

Es fundamental el punto de partida, es decir, identificar las cualidades, lo que se ha iniciado y lo que se desea comenzar. Debes entender que unos logros te pueden permitir llegar a otros logros, a plantear nuevas metas, retos y objetivos.

Guillermo González, coach ontológico, complementa: “comienza con acciones pequeñas y ve haciendo un camino que te apoye a conseguir objetivos mes a mes, que te saquen de la zona cómoda”.

Los diferentes entornos de su vida necesitan de planeación y de la definición de objetivos. Por lo tanto, no solo se trata de plantear metas en el ámbito laboral, sino en el sentimental, familiar y personal. Al hacer todos en conjunto, encontrarás que al final todos se relacionan. Lo importante es tener claro qué quieres.

Destaca tu hoja de vida con elempleo VIP

Pablo Alejandro Alzate
Contenido@elempleo.com 

Comentarios

Publicidad