El ciclo PHVA para encarar un proceso de selección

Planea, Haz, Verifica y Actúa. Con esta herramienta de gestión puedes tener mejores resultados ante una oportunidad laboral.

Consejos profesionales /
Grábate con una cámara o ensaya frente al espejo y contesta: ¿qué te podrían preguntar?, ¿cómo lo vas a responder?, ¿con qué tono de voz y a qué le vas a dar énfasis?
Grábate con una cámara o ensaya frente al espejo y contesta: ¿qué te podrían preguntar?, ¿cómo lo vas a responder?, ¿con qué tono de voz y a qué le vas a dar énfasis? Foto: 123rf.com

La entrevista es determinante en un proceso de selección y por eso hay que prepararse. Aura Saavedra, consultora y coaching en Gestión del Talento Humano, recomienda seguir el ciclo de mejora continua PHVA.

Planea: valora que fuiste elegido entre otras opciones, establece objetivos.  Averigua información clave de la compañía: misión, valores, productos y servicios, indicadores, estructura y los principales retos del sector al que pertenece.

En este primer paso reflexiona sobre lo que puedes aportarle a la empresa en caso de ser seleccionado e identifica tus debilidades frente al cargo y cuál sería el plan para superarlas. Ten claros tus logros profesionales y la proyección que deseas. Pregúntate adónde quieres llegar en el corto, mediano y largo plazo.

Haz: si esta nueva opción laboral te implica hacer lo que te gusta y te sientes competente para el cargo, implementa acciones que te ayuden a conseguir tu propósito.  Arréglate para la ocasión sin exagerar y conserva tu propio estilo. Si no estás cómodo puedes proyectarte poco natural e inseguro ante los ojos del reclutador.

Verifica: si fuiste seleccionado después de la entrevista, prepárate para el siguiente paso. Si tienes alguna duda, solicita retroalimentación, puedes ganar mucho preguntando pues esto te ayudará a planear otros procesos.

Actúa: realiza un plan de mejoramiento personal y profesional y ejecútalo. No le temas al cambio y toma acciones para crecer profesionalmente.

Más allá de estos pasos, hay que tener cuidado. En la entrevista, según Saavedra, tú “puedes aparentar ser alguien que no eres, sacar tus dotes de actor y obtener el empleo. Pero si dicho trabajo no se conecta con lo que realmente deseas y no posees las competencias mínimas requeridas, será muy posible que tu credibilidad, desempeño, salud, tranquilidad y felicidad se vean afectadas”.

Asiste puntual a la entrevista. Se recomienda llegar con 20 minutos de antelación. 

Pablo Alejandro Alzate

Contenido@elempleo.com 

¿Quieres cambiar de trabajo? Registra o actualiza tu hoja de vida en nuestro portal

Si quieres mejorar tus posibilidades de encontrar un nuevo trabajo, adquiere elempleo VIP

Comentarios

Publicidad