La importancia de la comunicación no verbal en el trabajo

La buena interacción es pieza fundamental para tener éxito en cualquier área de la empresa. Sin importar la carrera que se haya escogido, el profesional idóneo debe contar con diversos elementos para interactuar con sus compañeros dentro del entorno laboral.

Consejos profesionales /
La comunicación no verbal se encuentra presente en cada momento, así que ten cuidado. Foto: 123rf.com
La comunicación no verbal se encuentra presente en cada momento, así que ten cuidado.

Más allá de manejar el discurso adecuadamente, aquellos componentes no verbales son primordiales para que el mensaje a transmitir sea eficaz. El lenguaje corporal correcto es necesario no solo para conversaciones sino para presentaciones, entrevistas, exposiciones y auditorios.

Este tipo de comunicación kinésica se envía por medio de los gestos, los movimientos de las manos y el rostro, convirtiéndolos en máscaras que generan o no empatía con los demás.

Elempleo VIP: la mejor ayuda para conseguir empleo

Es así que repercute directamente en la interpretación que el interlocutor le da al contenido, la aceptación y el valor del mismo. El lenguaje tiende a convertirse en un espejo, es decir, que las expresiones faciales se repiten en el otro: lo que mejora o perjudica la relación, afirma Diana Rivera, consultora internacional en habilidades comunicativas de Ketchum Conexiones.

Esta especialista con más de 20 años de experiencia en entrenamiento y capacitación empresarial reconoce que el gesto, el cuerpo y la voz son fundamentales para generar diferentes tipos de interpretaciones en el entorno laboral, porque hacen al trabajador creíble, seguro, lejano, empático o autoritario. Por estos elementos omnipresentes en la comunicación humana, mucha información no visible en los trabajos lleva a la presencia de agendas ocultas, información de pasillo y relaciones inestables.

“La comunicación no verbal se encuentra presente en cada momento y está ahí para apoyar y algunas veces contradecir. Lo que se calla hace más impresión que lo que se dice”, asegura Carolina Forero, consultora asociada para el área de Minería en Hays, firma multinacional dedicada a la selección especializada de talento.

Para Forero, el buen uso permite ser claros, eficientes y transmitir de la mejor manera el mensaje. Por ende, si bien es cierto que las palabras son la esencia, el verdadero significado de ellas se transmite con el lenguaje corporal y el tono de voz utilizados.

Recomendaciones

Las especialistas consultadas señalan los puntos más significativos para mantener una buena comunicación en el entorno laboral:

  • Mirada: mantener contacto visual y expresar con los ojos, esto demostrará seguridad en los planteamientos que está emitiendo.
  • Postura: tener una posición erguida durante toda la intervención y con los pies abiertos. Cuidado con las posturas cerradas o brazos cruzados.
  • Espacio: buscar un lugar idóneo para establecer contacto con todas las personas.
  • Sonrisa: practicar una expresión pertinente y espontánea acorde con la situación.
  • Silencio: generar momentos de pausa no muy largos para crear dinámica con la audiencia.
  • Gestos: establecer coherencia entre el rostro y el diálogo. Si va a realizar movimientos enfáticos, hágalos con la mano abierta y sin señalar.
  • Voz: utilizar cambios de entonación, hablar a un buen ritmo y evitar muletillas.

Aumenta opciones de conseguir trabajo actualizando o registrando tu hoja de vida

Escríbenos: contenido@elempleo.com

Comentarios

Publicidad