Renunciar al trabajo por irse detrás del jefe puede ser un error

El trabajador debe tener tranquilidad y confianza en sus capacidades, así llegue a una empresa por influencia o recomendación.

Consejos profesionales /
No te confíes en tu trabajo por la relación que tienes con tu jefe.  El trabajo es el que habla por ti. 123rf.com.
No te confíes en tu trabajo por la relación que tienes con tu jefe. El trabajo es el que habla por ti.

El caso de James Rodríguez es actual y real. El futbolista colombiano se fue del Real Madrid hacia el Bayern Múnich, por solicitud del exentrenador de sus afectos, Carlo Ancelotti, y sorpresivamente quien fuera su jefe renunció. 

Casos así no solo se ven en el fútbol sino en todo el mercado laboral. Muchos trabajadores renuncian a sus empleos porque sus jefes también lo hacen y es ahí donde usted debe tener muy claras sus capacidades y poder asumir y tomar las mejores decisiones.

Guillermo González, coach ontológico, afirma que el empleado no debe depender del jefe, porque la vinculación en la empresa se hace de manera individual.  Si el líder o superior en algún momento es removido de su cargo, la persona debe seguir y acoplarse a otro jefe, es decir, no puede depender de ningún funcionario.

El trabajador debe mantener su independencia, no debe depender del jefe, es decir, si al jefe lo despiden, él debe seguir cumpliendo con sus labores y sus funciones con todas las capacidades que tiene para hacerlo.

“Ahora, una persona cuando trabaja en equipo hace unas tareas, pero si todo el tiempo está dependiendo de su jefe para hacer las cosas, si siempre requiere estar preguntando qué debe hacer, el jefe va a tener una doble carga laboral”, afirma.

El empleado que depende del jefe es un trabajador que no tiene un sentido de responsabilidad y que no es capaz de hacerse cargo de sus propias funciones y de su éxito laboral.

Esto no significa que tú no puedas cambiar de trabajo pensando en un futuro mejor. El punto es ser capaz de afrontar adecuadamente las responsabilidades sin depender siempre de un superior. Es así como James Rodríguez, ahora sin el jefe que lo quería, deberá confiar en sus capacidades para sobresalir de nuevo en su labor.  El trabajo en grupo es fundamental, pero el desarrollo profesional es individual y sin depender de las influencias de terceros.

Pablo Alejandro Alzate
Contenido@elempleo.com 

Registra o actualiza tu hoja de vida en nuestro portal y consigue empleo

Si quieres mejorar tus posibilidades de encontrar un nuevo trabajo, compra elempleo VIP 

Comentarios

Publicidad