Si eres 'freelance', así debes hacer tu hoja de vida

Enfócate en los proyectos que has realizado y especifica qué has aprendido en cada función desempeñada.

Consejos profesionales /
Es importante que el trabajador independiente  guarde constancia de los trabajos realizados. Foto: 123rf.com.
Es importante que el trabajador independiente guarde constancia de los trabajos realizados.

Hacer la hoja de vida es algo que no solo les compete a las personas que aspiran a contratos de planta o a término indefinido, pues quienes trabajan como independientes o tienen un trabajo ‘freelance’ también necesitan mostrar su experiencia. De hecho, algunos que han laborado siempre por su cuenta, ahora quieren más estabilidad y se ven en la necesidad de crear un currículo para presentar a los posibles empleadores.

“La hoja de vida de un ‘freelance’ debe ser realmente corta. Lo más importante es que si ha tenido varios cargos con una rotación muy alta, con lapsos muy cortos de desempeño, pues debe escoger aquellos en los que haya tenido una mayor estabilidad laboral”, expresa María Mercedes Peña, directora técnica de REN Consultores.

Si quieres un trabajo estable, registra tu hoja de vida en nuestro portal 

Peña añade que es fundamental que la persona detalle qué logros, retos, aptitudes y experiencia adquirió en las diferentes funciones que ha desempeñado. Así sean trabajos de corta duración.

El currículo de un ‘freelance’ debe tener cinco capítulos. El primero, datos de identificación; segundo, la formación académica (no solamente debe ir el título, la universidad, el año en el que se graduó, sino el énfasis que se hizo en cada uno); tercero, la experiencia laboral, que debe ir con nombre de la empresa, duración del cargo, los logros y las aptitudes.

De igual manera, “en el cuarto capítulo de la hoja de vida debe ir la formación no formal, o sea, cursos, talleres y congresos que hayan aportado al cargo y a su experiencia. Ahí se puede aprovechar para escribir sobre la experticia de cada una de las tareas que ha desempeñado”, dice Peña.

En el último capítulo se deben incluir las referencias laborales y las personales. Las laborales, con nombre completo, cargo, nombre de la empresa y precisar si fue el jefe inmediato o qué tipo de relacionamiento laboral existió. Y en las personales, no es necesario escribir la profesión de la persona que se va a referir, sino el nombre y un teléfono de contacto.

A pesar de que la hoja de vida de un ‘freelance’ no está muy alejada de la de un trabajador tradicional, sí tiene una diferencia importante y es que el trabajador independiente debe enfatizar en el desarrollo de sus proyectos sobresalientes y explicar los tiempos de ejecución y lo aprendido en cada uno.  Asimismo, es ideal que tenga constancia de los trabajos realizados y de sus logros.

Perfil profesional

“La persona en este punto, debe resaltar su profesión, su experiencia general, logros importantes y habilidades”, dice María del Pilar Álvarez, experta en RRHH.

Mostrar y demostrar

Según María Mercedes Peña, directora técnica de REN Consultores, el trabajador ‘freelance’ debe “mostrar qué indicadores puede cumplir para que se pueda evaluar su experiencia. Si está de ‘freelance’ porque está aprendiendo a poner botones, entonces, que pueda demostrar que inicialmente tenía tres botones, pero pasados meses ya tenía 12”.  

Pablo Alejandro Alzate
contenido@elempleo.com 

Si quieres mejorar tus posibilidades de encontrar un nuevo trabajo, adquiere elempleo VIP 

Comentarios

Publicidad