¿Te puedes retractar de una carta de renuncia?

No es usual recuperar el empleo después de haber entregado formalmente la carta de renuncia.

Consejos profesionales /
La decisión de renunciar se debe tomar con seguridad y con un tiempo prudente para analizar la situación laboral. Foto: 123rf.com.
La decisión de renunciar se debe tomar con seguridad y con un tiempo prudente para analizar la situación laboral. Foto: 123rf.com.

Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia y actual senador, hace unos días presentó su carta de renuncia al presidente del Senado, Ernesto Macías, y le solicitó aceptarla. Sin embargo, pocos días después se arrepintió y pidió a Macías no considerar su renuncia.

El Presidente del Congreso decidió entonces engavetar la carta y todo siguió sin cambios. Uribe conservó su cargo como senador.

Si tú renuncias a tu trabajo y luego te arrepientes, ¿será que tu empleador te vuelve a recibir como en el anterior caso?

Jorge Alberto Hernández, especialista en Gestión Humana de la Universidad Piloto de Colombia, dice que hay que tener claro que la renuncia es un proceso voluntario que ejecuta el trabajador ante el empleador frente a las labores que está desarrollando, entonces, si es un proceso por decisión propia, se supone que es algo que se ha debido pensar bien previamente antes de pasar la carta de renuncia.

Para Hernández, arrepentirse no es una acción viable en estos casos. Podría hacerlo antes de entregar la carta, pero después de que la pase la persona debe asumir las consecuencias de sus actos.

“Difícilmente el empleador le daría otra oportunidad, porque eso genera de plano una sensación de inestabilidad para el cargo, pues la persona en cualquier momento podría irse y dejar el puesto vacante y generar posteriores retrasos en los procesos que se estén llevando a cabo en la empresa”, expresa Hernández, quien añade que puede haber afectaciones no solamente a nivel administrativo, sino a nivel financiero.

La anécdota

A Vivian Merchán, gerente de Mistral Asociados S.A.S., le pasó hace unos años una situación similar: ella pasó su carta de renuncia a su actual trabajo porque había conseguido empleo en otra empresa. Empezó a dejar sus funciones gradualmente y a ejercer labores en su nuevo rol. Sin embargo, ese cargo no resultó ser lo que esperaba y, entonces, solicitó al jefe al que le había dado la carta de renuncia que la volviera a recibir.

Merchán contó con tan buena suerte que el jefe la volvió a aceptar, no obstante, según ella, las cosas nunca volvieron a ser como antes. El hecho de demostrar una vez que se quería ir generó ciertas molestias en su superior y en su equipo de trabajo.

La síntesis

Antes de renunciar, piensa muy bien la decisión que vas a tomar. El hecho de que pases tu carta de renuncia hace que la empresa comience a invertir tiempo y dinero en procesos de selección para suplir tu cargo.

Por lo tanto, al arrepentirte puedes dar con un jefe que te acepte de nuevo –aunque es posible que el clima laboral cambie-, o que te encuentres ya en un punto sin retorno.

Comprando elempleo VIP puedes destacarte sobre los demás candidatos.

Registra o actualiza tu hoja de vida en nuestro portal y consigue un buen empleo. 

Pablo Alejandro Alzate
Contenido@elempleo.com

 

Comentarios

Publicidad