Uno, dos, tres probando

Uno, dos, tres probando

Consejos profesionales /

En un proceso de búsqueda de trabajo siempre nos topamos con empresas que realizan pruebas de conocimiento o capacidad, que son utilizadas como uno de los tantos de métodos para la selección de personal. Estas pruebas tienen como objetivo evaluar el grado de nociones, conocimientos y habilidades adquiridos por la persona mediante el estudio, la práctica o el ejercicio laboral.

Existen diversos criterios de aplicación y tipos de pruebas de selección. Existen las pruebas orales, escritas, individuales o en grupo, generales o particulares, de personalidad o psicométricas. Generalmente las empresas aplican las pruebas en forma escrita y buscan conocer rasgos de personalidad, comportamiento e inteligencia del aspirante al empleo.

Las pruebas de personalidad pretenden analizar los diversos rasgos determinados por el carácter (rasgos adquiridos) y por el temperamento (rasgos innatos). Pueden ser genéricas, cuando revelan rasgos generales de personalidad y particulares cuando investigan determinados rasgos o aspectos de la personalidad como equilibrio emocional, interés, frustraciones, ansiedad, agresividad, nivel de motivación, etc.

Las pruebas psicométricas se basan en el análisis del comportamiento humano, para generalizar y prever cómo se manifestará la persona bajo diferentes formas de trabajo. Aquí podemos encontrar medidas de inteligencia general, aprendizaje, aptitud mecánica o administrativa.

Dentro de los tipos más comunes de pruebas de selección que actualmente aplican las empresas se conoce: EROS,16PF, IPV, DAT, BAT, NEGO, MMPI., BFQ

La mayoría de estas pruebas facilita determinar los rasgos relacionados con el servicio y los niveles de desarrollo o en otros casos la disposición general para la venta y la construcción de un perfil individual basado en la dimensiones de personalidad de los candidatos.

Comentarios

Publicidad