El remedio para lidiar con los conflictos laborales

Las buenas relaciones en el trabajo están definidas por la inclusión de valores, normas y una constante plática entre el jefe y sus colaboradores

Mundo empresarial /
Los conflictos en el trabajo pueden entorpecer las funciones de un equipo
En algunos casos, se requiere que existan moderadores o intermediarios para dar solución a un problema entre colaboradores. Foto: 123rf.com

Problemas nunca faltan y menos en el trabajo. Allí se gestan relaciones, que muchas veces terminan en conflictos y desacuerdos que requieren un diagnóstico y medicina urgentes.

El portal elempleo.com examinó con Germán Santana, docente de psicología de la Universidad Piloto de Colombia, las posibles formas para prevenir y tratar este tipo de conflictos que pueden surgir en los equipos de trabajo.

Santana afirmó que el diálogo es la base de toda prevención o resolución de un problema, puesto que lo aborda de manera directa, impidiendo que se origine una percepción de que se está evadiendo o, en el peor de los casos, negando el conflicto. Esta práctica no solo sienta las posturas enfrentadas y considera el origen del inconveniente (o persona que genere conflictos), a su vez, suscita un ambiente de escucha y atención por parte del empleador o jefe y brinda importancia al empleado.

¿Estás buscando trabajo? Aquí puedes registrar tu hoja de vida 

Por ello, los jefes, departamentos de gestión humana o mediadores (que en ocasiones son necesarios), deben buscar un punto de reconciliación entre las partes luego de concertar acuerdos entre sí. A partir del diálogo, Santana señaló que en el equipo se deben difundir “valores como la responsabilidad, el compromiso, la comprensión, la honestidad y el respeto”, los cuales son el principio para conquistar metas y proyecciones en común.

La disputa entre empleados implica que el rendimiento de una empresa se obstaculice, debido a que la comunicación empieza a decaer. Cuando estos problemas han alcanzado un nivel extremo y  no se llega a comunes acuerdos, Santana recomienda aplicar sanciones a los implicados, cobijadas siempre por la ley.

Destaca tu currículum con elempleo VIP 

En caso de que la confrontación afecte de manera negativa o irreversible el ambiente laboral del equipo, se procederá a contemplar una terminación del contrato, ya sea por justa causa o sin justa causa. Se determina ‘justa causa’ cuando “el conflicto esté inmerso en las causales establecidas por el código laboral y previa demostración y justificación”, en el caso contrario, el contrato puede ser terminado cuando el empleador lo considere, luego de “usar la amonestación verbal y luego escrita”, teniendo en cuenta el marco legal del procedimiento o alguna situación de excepción, afirmó Santana.

Finalmente, se recomienda prestar atención por parte de los gerentes y líderes, respecto a ciertos indicios de que se esté originando algún conflicto, proceder a abordarlo cuanto antes y resolverlo de la manera más objetiva y serena. Otras actividades que suelen brindar resultados positivos para evitar las confrontaciones laborales y propiciar un ambiente de reconciliación son los procesos de formación y retroalimentación sobre cultura organizacional,  comunicación y evaluación entre jefes y colaboradores. 

Por: Juan David Castro

Contenido@elempleo.com

 

 

Comentarios

Publicidad