Liderazgo adaptativo, clave en los directivos

Jean Vanhoegaerden catedrático de la escuela de negocios Ashridge Executive Education en Reino Unido y experto mundial en esta disciplina, señala que este tipo de liderazgo provee el marco para ayudar a los directivos a anclar sus pensamientos en situaciones de cambio.

Mundo empresarial /
Liderazgo Adaptativo
Liderazgo Adaptativo

12 de septiembre de 2016

Jean Vanhoegaerden catedrático de la escuela de negocios Ashridge Executive Education en Reino Unido y experto mundial en esta disciplina, señala que este tipo de liderazgo provee el marco para ayudar a los directivos a anclar sus pensamientos, sentimientos y comportamientos en situaciones de cambio.

“El liderazgo adaptativo se trata de cambiar para ir más allá de adaptarse a los problemas y retos diarios, ayuda a enfrentar otros obstáculos donde el status quo ha sido desafiado y donde el cambio es muy profundo, en momentos en que se necesita ir más allá de soluciones de corto plazo, por tanto, el foco principal debe ser retar a la organización y a sus individuos, lo que conlleva una gran cantidad de riesgos para el líder involucrado”, asegura.

El talento define a las mejores compañías

Según Vanhoegaerden, existen cuatro comportamientos principales del liderazgo adaptativo:

1. Los líderes adaptativos tienen que ubicarse de vez en cuando en ‘el balcón’ o salir de su día a día para ver con una perspectiva diferente la situación laboral, en vez de estar continuamente en el negocio haciendo sus tareas, deben dar un paso atrás para reflexionar sobre si lo están haciendo correctamente, quién está haciendo qué, quién tal vez está haciendo algo que no debía, o confirmar lo que está correcto.

2. Observar a los ‘stakeholders’ o los diferentes grupos de interacción de la empresa para determinar quién dentro de la organización está involucrado en el cambio, quién lo apoyará, quién está en contra y cómo debe hacer para manejar estos diferentes grupos de personas.

Otro elemento muy importante para lograr el liderazgo adaptativo es mantener un nivel adecuado de presión para la organización; cuando la presión es alta la gente no es efectiva y cuando es baja, la gente ya no percibe la necesidad de cambiar, el reto es encontrar el nivel adecuado.

3. Involucrar a las personas para el desarrollo del cambio ejecutando su trabajo, por tanto hay que evidenciar la voluntad de empoderar y delegar, es decir, dejar desarrollar el trabajo a las personas en la organización.

4. Los líderes adaptativos deben saber cómo tomar distancia, pero también se conocen a ellos mismos muy bien y saben cuáles son algunos de sus aspectos positivos y negativos. La conciencia de sí mismo es un punto vital, de igual manera, rodearse con personas cercanas, amigos y familiares, que incluso pueden advertirle cuando estos aspectos negativos pueden empezar a manifestarse.

Vanhoegaerden resalta que para el negocio lo más importante es que la organización se vuelva mucho más adaptativa, para asegurar que las personas se mantengan con una mentalidad de cambio del negocio.

“Hay agentes externos que pueden afectarlos negativamente, y el éxito puede ser algo de corto plazo si no se mantiene una reinvención permanente del negocio. La segunda implicación importante en el negocio es que cuando el líder es consciente de que no tiene que encargarse de todo, permite que las personas crezcan y se desarrollen, esto es un elemento que el personal demanda porque hace mucho más divertido y motivante su trabajo”, puntualizó.

 

Comentarios

Publicidad