Sin capacitación ¡imposible¡

Sin capacitación ¡imposible¡

Mundo empresarial /

Las empresas y los trabajadores deben procurar una constante actualización en la educación para lograr un beneficio mutuo, los primeros en los procesos productivos y los segundos en posibles ascensos laborales.

Una de las maneras de ampliar el campo de trabajo es la capacitación. Entendida, en términos generales, como la aptitud o el talento que dispone alguien para realizar un ejercicio, trabajo o actividad.

En el mercado laboral actual es cada vez más importante este concepto, tanto en la contratación como a la hora de escalar laboralmente dentro de la empresa.

Desde el punto de vista de negocio las empresas más exitosas del mundo consideran la capacitación del recurso humano como una de las inversiones más rentables.

Existen casos de empresas que calculan que cada peso invertido en capacitación representa un aumento de mil pesos en las utilidades, aunque lo más común es una relación de 1 a 50 pesos.

La capacitación es también una de las formas más efectivas para compensar el desempeño laboral. En los países más industrializados es considerada como un incentivo más importante que el dinero. Cada vez más empresas y empleados toman la capacitación como un ingrediente esencial de la motivación y la realización profesional.

Uno de los retos más importantes en el proceso de capacitación es la evaluación que permite considerarla como un indicador de gestión para la empresa y una medida para compensar el desempeño del trabajador.

Para obtener una evaluación confiable es esencial comprender el real significado del concepto de capacitación, que no necesariamente significa obtener títulos, diplomas o certificados de asistencia, sino que va más allá de obtener información técnica o especializada.

La capacitación consiste en desarrollar el potencial máximo de cada trabajador en pos de los objetivos de la empresa, en una relación de ganancia para ambas partes.

Todos Proponen

Las primeras empresas que se preocuparon por capacitar a sus empleados fueron los laboratorios químicos de Estados Unidos y Alemania. Para sus directivos implicó constantes procesos de entrenamiento.

Sin embargo, antes la capacitación se concebía como algo estático. Era un conjunto de decisiones que tomaba el gerente de una compañía y se desarrollaba a lo largo del año. Hoy es un proceso continuo, definido mediante la interacción de todos los miembros de la organización.

Esto supone que toda la empresa debe estar atenta a los cambios que se producen de forma permanente en el ambiente, a las nuevas oportunidades y riesgos que aparecen.

Cualquier persona necesita de una formación continua para reciclar conocimientos e incluso para adquirirlos por primera vez, ante cualquier novedad que aparezca en su campo de acción.

Para esto existe una serie de programas de corta duración cuyo contenido siempre será de interés y de gran utilidad para desarrollar determinadas habilidades, no estrictamente relacionadas con cuestiones técnicas, pero necesarias para realizar su trabajo cotidiano.

Aunque en la mayoría de las empresas se ha reducido el presupuesto para este rubro es importante destacar que la mayor parte del personal que labora, necesita renovar conocimientos y adaptarlos a nuevas tecnologías para lograr proceso productivos más exitosos.

Comentarios

Publicidad