Dos tipos de liderazgo para lograr un mismo objetivo

Radamel Falcao y Mario Alberto Yepes son dos ejemplos claros de cómo ser un buen líder para encaminar a un equipo hacia una misma meta.

Noticias laborales /
Ante la adversidad los líderes deben ponerse la camiseta y echarse el equipo al hombro. Foto: 123rf.com
Ante la adversidad los líderes deben ponerse la camiseta y echarse el equipo al hombro. Foto: 123rf.com

Jugadores como Radamel Falcao García y Mario Alberto Yepes han tenido el compromiso de ser los capitanes de la Selección Colombia y guiarla hacia la Copa Mundo. Yepes llevó a la tricolor a cuartos de final del torneo en Brasil 2014 y el ‘Tigre’, por su parte, es hoy en día una de las figuras colombianas para el Mundial de Rusia 2018. 

Para lograr objetivos de calibre se necesita liderazgo. Tanto Yepes como el goleador histórico de la Selección lo tienen y dejan una enseñanza a los líderes de compañías y empresarios: no importa desde dónde operen, lo más importante es tener el objetivo claro y comprender que el trabajo en equipo da resultados.

Alfredo José Roldan Piedrahita, colaborador en innovación de Cerem International Business School, dice que en el caso de Falcao y Yepes los dos generan admiración en sus compañeros de campo y en los colombianos por diferentes cualidades, sin embargo, asegura que tienen en común su trayectoria, entrega, pasión y, sobre todo, el hecho de no bajar los brazos en momentos difíciles.

Roldán describió que Yepes, como defensa, le daba seguridad al equipo. Hacía que los demás jugadores estuvieran tranquilos. Era un trabajador que estaba en la capacidad de custodiar a su grupo. Además, su físico y temperamento inspiraban respeto.  

“Los líderes empresariales deberían hacer una mezcla entre Falcao y Yepes, para cumplir con sus objetivos”: Alfredo José Roldan Piedrahita, colaborador en innovación de Cerem International Business School.  

De Falcao, Roldán destaca que es un líder pedido o solicitado. La gente lo quiere y es un ejemplo a seguir por sus logros tanto individuales como colectivos y, en gran parte, por nunca desfallecer ante la adversidad (se perdió, por ejemplo, el Mundial de Brasil 2014 por una lesión) y afrontar las crisis con humildad y con trabajo. Algo digno de un gran líder.

Radamel es una persona con una capacidad de emprendimiento y de liderazgo. Es un jugador que ha tenido variados obstáculos físicos, pero ha logrado levantarse y demostrase a sí mismo y al mundo que por encima de cualquier situación hay un objetivo claro. El carisma y la tenacidad de este hombre hacen que el técnico José Pékerman le dé la banda de capitán y, a su vez, la confianza de llevar al equipo por la senda ganadora.  

“Hay empresarios que son goleadores. Pero es muy importante que ese líder goleador entienda que también alrededor de él hay un mundo de personas que están jugando con él y que también están buscando lograr los mismos objetivos”, puntualizó Roldán.

Pablo Alejandro Alzate
Contenido@elempleo.com 

Comentarios

Publicidad