El salario emocional se empieza a tomar las empresas colombianas

¿Para un trabajador ya no es suficiente la retribución económica, hay otros incentivos que cumplen un papel relevante en el bienestar propio y familiar. Son estos beneficios los que contribuyen a mejorar la productividad y satisfacción al interior de las organizaciones.El salario emocional es una compensación de tipo cualitativo, que atiende las necesidades del colaborador como contraprestación a su aporte laboral. El empleado cuenta con mayor calidad de empleo y de vida, menciona Claudia Gómez, profesora e investigadora en Marketing del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa).

Noticias laborales /

30 de abril de 2015

Para un trabajador ya no es suficiente la retribución económica, hay otros incentivos que cumplen un papel relevante en el bienestar propio y familiar. Son estos beneficios los que contribuyen a mejorar la productividad y satisfacción al interior de las organizaciones.

El salario emocional es una compensación de tipo cualitativo, que atiende las necesidades del colaborador como contraprestación a su aporte laboral. El empleado cuenta con mayor calidad de empleo y de vida, menciona Claudia Gómez, profesora e investigadora en Marketing del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa).

Brindar este tipo de retribución ofrece ventajas competitivas para las organizaciones y sus clientes, lo que se evidencia en mayor retorno sobre la inversión realizada en programas de bienestar.

También, el salario emocional se ha convertido en una herramienta imprescindible y efectiva para reducir el ausentismo y la rotación y favorecer un clima laboral agradable.

Además, las organizaciones pretenden hacer del empleo una experiencia memorable para el colaborador y así conservar talentos a largo plazo.

“Permite atraer y retener a los mejores empleados y convertirse en el mejor lugar para trabajar”, asegura Gómez.
Aunque muchos empresarios colombianos desconocen el tema, el salario emocional se ha vuelto tendencia entre las multinacionales, que cuentan con operaciones en el país y replican las políticas globales.

No obstante, sí existen algunas compañías nacionales que lo aplican. “En Colombia, el 61 por ciento de las organizaciones cuenta con alguna práctica del salario emocional”, afirma la experta del Cesa.

Así podemos mencionar varios beneficios para los empleados, como contar con días libres, medicina prepagada, teléfono celular, seguro de vida, bonos de alimentación, ayuda financiera, becas y horarios flexibles.

La remuneración variable es otro elemento relevante en las políticas salariales.

En menor oferta se encuentran auxilios como vehículo, teletrabajo, asociaciones con empresas de servicios, transporte en bus de oficina, auxilio de farmacia y servicio de guardería en el lugar de trabajo.

Nuevas tendencias en material salarial

Las empresas dan respuesta a los cambios culturales y tecnológicos que afectan a los empleados, como la composición de las familias (ahora incluye mascotas), apoyo en hábitos alimenticios saludables, más inversión en crecimiento personal y búsqueda de mayor equilibrio entre vida personal y laboral, dice Claudia Gómez, investigadora en Marketing del Cesa.

La mayor prioridad, añade, está encaminada a suplir la necesidad de estima del empleado, representado en respeto, aprecio, reconocimiento, reputación y dignidad.

“Serán tendencia servicios en las empresas para aligerar preocupaciones”, menciona.

Artículos relacionados:

Inclusión social, indispensable para mejorar el empleo en Colombia

Razones por las que los profesionales cambiarían de empleo

66% de los profesionales están satisfec...

Comentarios

Publicidad