No a los despidos laborales indignos

En el papel, la empresa debe agotar todos los recursos con el empleado antes de decidir su despido. Si finalmente decide prescindir de sus servicios, no tiene por qué acabar el vínculo laboral con malos tratos o humillaciones.

Noticias laborales /
Un contrato de trabajo no es una camisa de fuerza ni para el trabajador ni para el empleado. Foto: 123rf.com
Un contrato de trabajo no es una camisa de fuerza ni para el trabajador ni para el empleado. Foto: 123rf.com

“Yo salí de la compañía en la que trabajé por cinco años. Un  18 de abril estaba en capacitación de la brigada de emergencia de la cual hacía parte durante cuatro años atrás y, cuando llegué a mi computador y digité la clave para ingresar, me arrojó contraseña errónea. Me comuniqué con el área de sistemas,  y la persona me dijo que la directora de Gestión Humana le había pedido bloquear las claves. A los 10 minutos me llamó mi jefe inmediato, que en ese momento era el gerente general, y me indicó que salía despedido. Más allá de la indemnización, sí genera cierto choque emocional que no exista un motivo previo para terminar el contrato”, recuerda Jorge Alberto Hernández, especialista en Gestión Humana de la Universidad Piloto de Colombia.

Hablar de despidos laborales es referirse a un tema que pasa a diario. Existen diferentes formas para desvincular a un trabajador, solo que algunas organizaciones las pasan por alto y recurren a acciones que muchos podrían considerar indignas.

Es recomendable tener presente que esta decisión afecta gravemente la vida personal y familiar. Se debe tener tacto y conciencia de lo que conlleva esta determinación. Aunque no sea indigno como tal, un despido, por ejemplo, el día del cumpleaños del trabajador puede ser ofensivo para el afectado y de pésimo gusto para el equipo de trabajo.

Registra o actualiza  tu hoja de vida en nuestro portal y consigue el empleo

Sandra Patricia Rodríguez, experta en Recursos Humanos del Politécnico Grancolombiano, dice que un despido indigno está en un parámetro de maltrato y humillación, por ejemplo. Además, es considerado cuando se pisotean los valores de la persona. ¿Que un guarda de seguridad vaya hasta el puesto donde trabajaba la persona y la saque de la compañía es indigno? La empresa podría tener justificaciones para actuar así, pero esto también depende de sus propias razones, motivos de seguridad, de la falta que haya podido cometer el trabajador, entre otras.

“En algunas empresas de Colombia, sobre todo en las medianas, todavía se tiene un descuido muy alto en cuanto a lo que es despidos indignos. Se ven casos de jefes que despiden simplemente por antipatía, así la persona esté preparada y apta para el trabajo”, afirma.

Lo anterior podría ocasionar que estos jefes realicen hostigamientos para que la persona se aburra y se sienta presionada y, por ende, pueda cometer errores y termine con ‘motivos’ para despedirla.

“Yo como directora de Recursos Humanos veo esto como una falta de dirección, de estructura organizacional, de implantación de procesos de clima y cultura en la empresa, de no tener herramientas que capaciten al empleado frente al tema de inteligencia emocional y asertividad. Las empresas que no manejan estos temas definitivamente logran caer en despidos indignos y pasa a ser un tema emocional y no laboral”, asegura Rodríguez.

Destaca tu hoja de vida comprando elempleo VIP  

Hernández, por su parte, lamenta que existan despidos que no son dignos con el trato personal que se le debe dar al ser humano y al trabajador y que los motivos por los cuales se generen a veces sean subjetivos. Sobre su caso, agrega: “uno como funcionario debe saber que el computador es un elemento de trabajo, por tal razón, no es responsable tener elementos personales dentro del equipo, entonces, pienso que eso no lo hace sentir a uno como un delincuente; lo que sí está mal, es la manera arbitraria que utilizan para simplemente restringir el acceso al computador. Además a veces no se tiene la oportunidad de despedirse formalmente de los compañeros con quienes se ha compartido el día a día”.

“Es indigno que a uno lo despidan de un día para otro o el mismo día, sin ningún motivo, pero esto sí pasa en las empresas colombianas. Esto genera trauma y más si no hay previsión”, expresa Sandra Patricia Rodríguez, experta en Recursos Humanos del Politécnico Grancolombiano.  

¿Cómo se debería despedir a alguien?

“Existen muchas razones por las cuales un despido se debe generar, algunas veces, sucede por circunstancias ajenas a la empresa o por recorte obligatorio. Sin embargo, considero que siempre debe haber un proceso, porque así de la misma forma que se llevó de manera responsable y cordial un proceso de selección para que una persona ingresara a la empresa, también debe informársele de una forma prudente, honesta y muy clara la explicación de las razones por las cuales no va a continuar”, afirma Jorge Alberto Hernández, especialista en Gestión Humana de la Universidad Piloto de Colombia.

Pablo Alejandro Alzate
Contenido@elempleo.com   

Comentarios

Publicidad