Ventajas de los empleos temporales

Ventajas de los empleos temporales

Tendencias laborales /

Hace unos diez años, cerca del 60 por ciento de los trabajos que funcionaban en el mercado eran cubiertos por personas que trabajaban por temporadas y que en la mayoría de las ocasiones no requerían de mayor preparación para ocupar tales cargos.

Hoy, ese mismo porcentaje es ocupado por profesionales de distintas ramas; y el trabajo por temporadas se está convirtiendo en una opción para ir acumulando experiencia y de paso ir haciendo una hoja de vida respetable.

Esa es la razón que motivó a Cristina Manrique a buscar trabajos por temporadas. Desde hace tres años se ocupa en diferentes ferias exposiciones que se realizan en Bogotá, pues se ha hecho conocer a "punta de responsabilidad y buenos resultados", dice.

Ella ha trabajado como promotora de nuevos productos en eventos feriales de todo tipo: exposiciones de autos, electrodomésticos, computadores, artículos decorativos para el hogar y artesanías.

Este trabajo le ha servido para hacer contactos con gente de grandes empresas y también para ser tenida en cuenta y poder desempeñar varios oficios en esas mismas compañías.

A la par que aumenta el desempleo, la opción de trabajar en temporadas se convierte en un aliciente para este grupo de personas que poco a poco van ganándole la batalla a la desocupación.

Esta forma de contratación tiene una ventaja para aquellas empresas que suelen aplicarla, ya que permite contratar personal para desempeñar tareas específicas, según las necesidades precisas del negocio, a la vez que mantienen un bajo incremento en los costos.

Sin embargo, no todas las empresas pueden verse favorecidas por la contratación de este tipo de personal. Pues labores específicas en las compañías, cada vez son realizadas por personal capacitado para ellas.

Cuestión de saber elegir

Algunas personas que trabajan en esta modalidad coincidieron en afirmar que llegaron a ella como una elección más que como un descarte.

Juan Pablo Martínez, por ejemplo ha trabajado también en diferentes empresas como temporal. El es ingeniero de sistemas y dice que pudo terminar su carrera gracias a que una vez que terminaba un contrato con una compañía, conseguía en otra y así sucesivamente.

Esto, dice, le dio tiempo para organizarse y cumplir con todas sus obligaciones laborales y universitarias. Juan Pablo empezó trabajando en temporadas cuando cursaba la secundaria.

Desde ese entonces le tomó el gusto a tener platica en sus vacaciones y del sector del comercio pasó a desempeñar otras actividades más relacionadas con sus aficiones.

La oportunidad se le dio cuando llegó a realizar un reemplazo de un amigo, en una empresa distribuidora de equipos para sistemas y computación en un centro comercial especializado en el ramo, en Bogotá.

Allí Juan Pablo no sólo se dedicó a vender teclados y pantallas de computadores sino que empezó a ofrecer sus servicios asesorando a los jóvenes que se acercaban a comprar paquetes de juegos para computador.

Le fue tan bien con las ventas que se quedó en ese puesto mucho más tiempo del que tenía pensado, y aunque hoy ya no está en esa empresa, siente que parte de sus logros se los debe al hecho de haber aprovechado al máximo el tiempo que le dieron para demostrar sus capacidades.

Por eso, si usted es de esas personas que piensa que el trabajo temporal es apenas un escampadero más vale que evalúe sus conceptos. Pueda ser que ese mismo refugio se convierta el día de mañana en su tabla de salvación.

Aprovéchela! Para trabajar en...

Son muchos los oficios que pueden desempeñarse en tem...

Comentarios

Publicidad