El Salario Emocional

Las empresas buscan mantener motivados a los empleados y así asegurar su permanencia.

Mundo empresarial /
Todas las estrategias y medidas que la empresa adopte para implementar el salario emocional, deben ser revisadas. Foto:123rf.com
Todas las estrategias y medidas que la empresa adopte para implementar el salario emocional, deben ser revisadas. Foto:123rf.com

Cada vez más empresas establecen estrategias de salario emocional con sus trabajadores, buscando retribuirlos no solo con una suma de dinero sino también, con lo que popularmente se ha denominado “salario emocional”. La revista Forbes, señala a reconocidas empresas estadounidenses como Colgate, Google o Motorola, entre las 25 con un mejor equilibrio entre vida y trabajo, sin embargo, señala también que actualmente empresas centroamericanas de diferentes industrias, están encontrando la funcionalidad de adoptar prácticas para hacer a sus trabajadores, más felices.

Por “salario emocional” entendemos todas aquellas retribuciones que carecen de un carácter económico y que a su vez, motivan positivamente al trabajador; son herramientas esenciales que asegurar la retención y atracción de talento, la disminución en la rotación del personal e impulsan el aumento en el compromiso, la calidad y la productividad de los trabajadores.

El concepto tradicional de jornadas extensivas a cambio de dinero, quedó en el pasado y hoy, las empresas deben adaptarse a nuevas tendencias que permitan a los trabajadores, conciliar su vida personal con la profesional. Para esto, las empresas pueden adoptar políticas que permitan otorgar a sus trabajadores permisos y licencias con o sin goce de salario, horarios flexibles, alimentación y transporte gratuitos y/o teletrabajo y pueden ser tan creativos como lo deseen a fin de impulsar variedad de programas de capacitación, cursos libres, actividades de voluntariado, espacios de distracción, espacios de ejercicio, actividades sociales, reconocimiento público de méritos personales, actividades que promuevan una vida saludable, etc. Aunado a lo anterior, no podemos dejar de lado la tarea patronal de mantener ambientes de trabajo libres de discriminación, acoso laboral y hostigamiento sexual, procurando climas organizacionales sanos y equilibrados.

Ahora bien, las estrategias y medidas que la empresa adopte para implementar el salario emocional, deben ser revisadas desde el punto de vista tanto de recursos humanos como de derecho laboral, para asegurarse que no se está asumiendo ninguna contingencia con beneficios que puedan ser entendidos como salario en especie, derechos adquiridos o salario que impliquen costos ocultos para la empresa o contingencias debidas al incorrecto manejo de esta figura.


Ana Laura Hernández

alhernandez@bdsasesores.com

Comentarios