elempleo.com: el buscador de empleo más grande de Costa Rica
Aprovecha nuestra app
miles de ofertas laborales.

Teletrabajo: almas libres... y estresadas

Laborar en casa puede resultar complejo si no se fijan reglas claras.

Mundo empresarial /

?Soy quien atiende el teléfono, alista el presupuesto, visita al cliente, ejecuta el trabajo, lo edita y también quien se pelea con la secretaria, con el de pago a proveedores, voy al banco a depositar el cheque?, así detalla Ricky Levy su carga laboral como consultor independiente.

?Cuando se busca independencia y libertad para crear, no queda otra. Todo es parte del goce y del sufrimiento?, reconoce el experto en producción audiovisual.

Como Levy, cada vez hay más profesionales quienes optan por el teletrabajo y la independencia de los jefes. Muchos son jóvenes de la llamada generación Y, quienes nacieron de 1985 a 1995 y proclaman no tener miedo de perder el trabajo para disfrutar la vida.

Espíritus libres quienes, aunque tal vez no lo sepan, enfrentan niveles de estrés más altos que aquellos, por ejemplo, lidian con el transporte público para llegar a tiempo a su trabajo.

Sí, puede haber más estrés en casa que en la oficina, y cierta evidencia científica respalda esa tesis.

Investigación

Un estudio publicado en mayo por la Universidad de Pensilvania confirmó que dicho grupo presenta niveles más bajos de cortisol (hormona liberada cuando hay estrés) cuando está en la oficina que en la casa. Y hay más: si las tareas domésticas y el cuidado de los hijos conviven en el espacio, donde además se trabaja, el detonador puede activarse en cualquier momento.

?Desde la casa uno termina trabajando más horas que en la oficina. Además, el hogar está lleno de estímulos externos que nos distraen, por eso, la clave está en cada uno, en la capacidad de organización, responsabilidad y concentración?, dice Alejandro Melamed, gerente de Recursos Humanos de Coca-Cola para América del Sur.

Una de las autoras del estudio de la Universidad de Pensilvania, Sarah Damaske, resaltó que en la oficina hay reglas tácitas de comportamiento: no hay gritos, ni portazos, ni llantos.

?Además, aunque en el entorno laboral los compañeros más cercanos nos cuenten sus problemas, no nos afectan porque no los tomamos como algo personal. En casa, en cambio, el estrés es contagioso. Uno no puede decirle a un hijo de dos años que no moleste?, dijo.

Según expertos, no se debe teletrabajar cuando hay un problema familiar o niños por cuidar.

Atractiva

Melamed advirtió que la opción de trabajar desde casa suele resultar muy tentadora: ?El home office puede tener muchas ventajas con respecto a las libertades y la flexibilidad de los horarios, pero mal utilizado es un gran generador de estrés?, dice el experto de Coca-Cola.

?El impacto del estrés se puede amortiguar si la persona percibe que es capaz de lidiar con los desafíos, presenta una red de apoyo y una alta autoestima?, opinó Rafael Kichic, jefe de la Clínica de Ansiedad del Instituto de Neurología Cognitiva de Argentina.

?Tener control de cómo y cuándo realizar las tareas favorece comportamientos saludables, como más tiempo para dormir o hacer ejercicio. En el caso de los freelancers, esta flexibilidad es una forma de trabajar y no una excepción aprobada por el supervisor?, concluyó.

Soledad Vallejos

GDA@nacion.com

Comentarios