elempleo.com: el buscador de empleo más grande de Costa Rica
Aprovecha nuestra app
miles de ofertas laborales.

Apodos en el trabajo, una mala practica en la oficina

El uso de sobrenombres en nuestro país es frecuente, pero no es un hábito para llevar al lugar de trabajo.

Tendencias laborales /

Entre los compañeros de trabajo existe una base de confianza que ayuda a que se permita casi todo, y uno de los singulares tratos que son muy reconocidos en los grupos son los apodos.

Cada uno se identifica con algún ?alias?.Pero en el ámbito laboral las relaciones interpersonales se deben basar principalmente en el respeto y la confianza.

El respeto se genera a través del reconocimiento de la valía que cada ser humano tiene por el solo hecho de ser persona. La valía se origina del propio concepto de dignidad personal, el cual se expande hacia quienes nos rodean.

Así el respeto es uno de los grandes valores que existen en cada momento de la interacción humana, ya que a su vez nos permitirá ser más comprensivos, tolerantes y pacientes entre jefes y colaboradores, compañeros de trabajo, colegas, etc.

?Otro valor imprescindible en el trato con nuestros semejantes es la confianza. Se dice y con toda razón que dicho valor es el pegamento de las relaciones humanas sólidas y efectivas.

La confianza no se puede exigir, se ha de construir y estimular por medio de la congruencia existente entre nuestra forma de pensar, sentir y actuar.

En otras palabras, ser totalmente coherentes entre los que expresamos con nuestras palabras y lo que comunicamos con nuestros actos?, expresó Carolina de Tobar, desarrolladora de recursos humanos.

Los apodos, motes, seudónimos o sobrenombres son adjetivos calificativos que se usan para dirigirse a alguien en lugar de hacerlo por su propio nombre, pero de manera cómica o satírica.

Algunos aprovechan alguna característica física para poner un apelativo y esto puede resultar muy desagradable; si esta práctica si se hizo en la juventud ahí debe quedarse.

?Usar apodos en nuestro ambiente es muy frecuente, pero no es un hábito para llevar al trabajo, ya que no todas las personas tienen el mismo nivel de sensibilidad y tolerancia?, agregó.

De esta manera se pueden estar creando resentimientos y molestias que en nada abonan a un clima laboral saludable ni mucho menos a un mayor índice en los niveles de productividad.

¿bueno o malo?

Definitivamente es malo. La palabra apodo viene del latín ?apputare?, que significa valuar. Así con cada apodo o sobrenombre que usamos para llamar o hacer referencia a alguna persona, consciente o inconscientemente le estamos haciendo saber ?el valor que tiene para nosotros?.

Los hábitos que en lugar de ayudar al desarrollo humano y profesional estancan y en el peor de los casos pueden hacer retroceder, por ello hay que cortarlos de tajo, sin misericordia.

La costumbre de poner alias a los demás compañeros y en este caso a los jefes puede resultar sumamente peligrosa, pues siempre hay más de alguna pared que ?escucha? y tarde o temprano los ejecutivos se darán cuenta, lo que impactaría negativamente la imagen y reputación profesional de quien lo hace.

Además, hoy más que nunca las empresas vanguardistas se están esforzando mucho por que su personal tenga buenas conductas y costumbres. Que estas contribuyan a un ambiente de trabajo armonioso, confortable y libre de este tipo de prácticas. Por lo tanto, si el riesgo es alto, la decisión más sabia será no hacerlo.

¿Cómo eliminar los apodos?

Hay que comprender que romper con viejos hábitos es un proceso necesario en las empresas y que debe hacerse de forma continua para que estas iniciativas contribuyan a reforzar las conductas requeridas a la hora de relacionarse, promoviendo además el respeto y el buen trato entre los colaboradores.

La responsabilidad principal para el desarrollo de esta labor estaría enfocada en una suma de esfuerzos que involucrarían al departamento de recursos humanos, a la alta dirección y a todas las gerencias o jefaturas de las diferentes unidades de la organización.

Amanda Rodas

 

noticias@elempleo.com

Opine en el debate: ¿Cree usted qué las empresas en el país valoran su capital intelectual?

Comentarios