El 2017 en retrospectiva

Este 2017 es un año histórico para el Derecho Laboral costarricense y genera diversos desafíos para el 2018.

Tendencias laborales /
Desafíos en el ámbito laboral para el 2018. Foto:123rf.com
Desafíos en el ámbito laboral para el 2018. Foto:123rf.com

En definitiva, el 2017 fue un año histórico para el Derecho Laboral costarricense. La Reforma Procesal Laboral (RPL) modificó la forma en que se desenvuelven las relaciones de trabajo en nuestro país. Sin embargo, después de este “período de prueba”, ¿cuál ha sido el impacto práctico de su entrada en vigencia? y, sobre todo, ¿qué nos depara el 2018?

Discriminación: el tema de moda. La RPL amplía de 4 a 14 las razones de discriminación en el empleo y deja la lista abierta en caso de que se presenten motivos adicionales. Esto ha provocado que los reclamos en este sentido se hayan incrementado. Asimismo, la amplitud de estas causales se presta para que se interpongan demandas en este sentido, en aras de beneficiarse del proceso sumario y más expedito.

Reforzamiento del Derecho Laboral Colectivo. A todas luces, uno de los objetivos de la RPL es el de otorgar un rol más relevante al Derecho Laboral Colectivo, referente a la unión de los trabajadores para la defensa de sus derechos (por ejemplo, la posibilidad de unirse o no a un sindicato, de negociar en colectivo, de ejercer su derecho a huelga).

En la práctica, es notable como ha existido un aumento en la actividad sindical; se planteó el primer conflicto colectivo ante el MTSS y se ha fortalecido el diálogo social. Por ende, las empresas del sector privado, en donde la tasa de sindicalización para finales de 2016 era del 3%, lo anterior implica un reto importante; pues requiere prepararse para formas de negociación y diálogo que antes no se presentaban con frecuencia.

Aumento del planteamiento de reclamos y la judicialización de los procesos. Si bien hay quienes creen que la RPL fortalece la resolución alterna de conflictos, la ambigüedad de la normativa parece crear trabas para la resolución extrajudicial de los conflictos.

Por otra parte, según datos facilitados por el Poder Judicial, desde la entrada en vigencia de la RPL, el planteamiento de reclamos en sede judicial ha aumentado. Asimismo, la Defensa Pública indica que, alrededor del 90% de los casos que fueron planteados pos trabajadores en agosto y setiembre de 2017, calificaron para ser interpuestos como demandas en sede laboral.

Dado que los empleadores tienen en la mayoría de los casos la carga de la prueba, resulta indispensable que: diagnostique el cumplimiento de sus políticas y procedimientos con el ordenamiento jurídico; documente sus decisiones con sumo detalle; evite incurrir en medidas que no tengan un fundamento objetivo y, en conclusión, defina cómo proceder siempre previendo que la interposición de reclamos por cualquier determinación que tome como empresa resulta más sencilla.

A su vez, temas como la flexibilización de jornadas, el impacto de la tecnología en el trabajo, la posibilidad de teletrabajar y la tercerización de servicios siguen a la espera de discusiones serias y oportunas, espacio que esperamos se abra en el 2018.

Comentarios