Iniciar Sesión

Iniciar sesión

¿Quíenes somos?

Conjugación de talento humano y esfuerzo
La Fundación Valle del Lili es una entidad privada, sin ánimo de lucro, oficialmente constituida el 25 de Noviembre de 1982, derivando su capital de donaciones del sector privado colombiano. Abrió sus puertas en la sede del barrio Centenario, el 3 de marzo de 1986; en 1990 inició la construcción de la planta física actual, cuya inauguración oficial se llevó a cabo el 7 de julio de 1994, en acto que contó con la presencia del señor presidente de la República, doctor César Gaviria Trujillo, los benefactores, las directivas, el cuerpo médico, los proveedores y todos los empleados de la clínica. Desde entonces ha prestado un invaluable e ininterrumpido servicio que cumple con los máximos estándares de calidad, que le han valido el reconocimiento a nivel nacional e internacional.
¿Cómo y cuándo nació la idea de crear la Fundación Valle del Lili?
Hacia finales de los años setenta y comienzo de los ochenta, no existía en la ciudad de Cali un lugar donde poder brindar a los pacientes los servicios de medicina de alta complejidad, donde desarrollar y practicar las nuevas tecnologías médicas, por lo cual los especialistas se veían forzados a remitir sus pacientes a otras ciudades o países, condición no aceptable para una ciudad que había tenido una importante trayectoria médica y causa de inconformidad en sus habitantes. Inicialmente este tipo de servicios se implementaron en el H.U.V, pero no fue posible desarrollar una unidad privada dentro de este.

Fue así como a partir de una idea de los doctores Martín Wartenberg Villegas y Jorge Araújo Grau, se empezó a gestar la creación de la FUNDACION VALLE DEL LILI. Para ello, se pusieron en contacto, en 1982, con las directivas de la Fundación Santafé, entidad privada sin ánimo de lucro, recientemente creada en Bogotá, que semejaba lo que los doctores Wartenberg y Araújo querían desarrollar en Cali. Se invitó entonces a los doctores Alfonso Esguerra y José Felix Patiño (directivos de la Fundación Santafé) a una reunión convocada con la ayuda de la FES (Fundación para la Educación Superior), a la que asistieron un grupo potencial de benefactores. En ella se explicó cómo se había manejado el proyecto en Bogotá y se vio la viabilidad de desarrollar uno de similar magnitud para Cali. En 1985 se constituyó la primera Junta Directiva y Empezó a funcionar la sede del barrio Centenario.

La primera gran donación la realizó Asocaña en 1987. En mayo 1º de 1989 se vinculó como director general el doctor Vicente Borrero Restrepo, ex alcalde de la ciudad. La existencia de la sede Centenario, la confianza que generaban los doctores Wartenberg, Araújo y el apoyo de la familia Garcés Echavarría hicieron posible la culminación de este proyecto.

El grupo fundador estaba conformado por Álvaro Garcés G., Carlos Jorge Garcés E., Hugo Lora Camacho, Alex Cobo, Bernardo Garcés C., Jorge Araújo G., Eduardo Delima, Ernesto DeLima, Martín Wartenberg, Ezequiel Pinski, Sabas Pretel de la Vega, Manuel Lago, Fernando Sudupe, Guillermo Falk, Mario Fernando Prado, Samir C. Daccah, Gabriel Velásquez P., Leo Feldsberg, Rafael Falabella, Rodrigo Guerrero, Luis G. Mayoral, Ives Chatain, Arnoldo Levy, Jaime Correa López, Rodrigo Scarpetta y Jorge Barragán.
¿Cómo fueron los inicios de la Institución?
La Clínica empezó a funcionar en la sede Centenario en marzo 3 de 1986, con los servicios de pruebas de esfuerzo y laboratorio clínico. Posteriormente se empezó a realizar consulta de cardiología por los doctores: Martín Wartenberg, Jorge Araújo G., Jorge Velázquez Noreña y Pastor Olaya Rojas; e iniciaron especialización en cardiología los doctores Jairo Sánchez Blanco y Hugo Martínez Villamaría.

Desde finales de 1986, se inició la apertura gradual de las unidades de Nefrología y diálisis, imágenes diagnósticas, oncología, ortopedia, litotricia y medicina nuclear. En agosto de 1993 se realizó el traslado del área administrativa a la sede actual, en octubre de ese año se inició el traslado de los servicios médicos y se inauguró el edificio de consultorios. En enero de 1994 se abrieron los servicios de hospitalización, urgencias, y cuidado intensivo de adultos; el 23 de diciembre de 1993 se trasladó la unidad de la medicina nuclear y se cerró la atención en la antigua sede de Centenario.
¿Cómo se logró la creación de la sede actual?
A través de una organización llamada PIFE, perteneciente a la Fundación Rockefeller y a la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos, que vincula profesionales norteamericanos jubilados, interesados en realizar obras de apoyo a países en desarrollo; se consiguió la ayuda de un reconocido arquitecto, el señor Zeno Yeaees, quien trabajó en conjunto con el arquitecto Raúl Ortiz Otálora, en el diseño de los planes generales y de las diferentes unidades de la Clínica. La construcción estuvo supervisada por el grupo fundador, en especial por los doctores Borrero y Wartenberg, y se realizó en el lote donado por el señor Álvaro Garcés Giraldo. Si bien no recibió ayuda directa del Gobierno Nacional, sí se obtuvieron ciertas prerrogativas, creadas para fundaciones como la nuestra, a través de la labor de los ministros de gobierno y hacienda, doctores Fabio Villegas y Rudolf Holmes, quienes por medio de ciertas reformas tributarias y aduaneras permitieron traer equipos con bajos aranceles.

Misión

Nuestro compromiso es satisfacer las necesidades de salud de alta complejidad de nuestros Usuarios, mediante la utilización de los más avanzados recursos médicos, en una Institución hospitalaria con orientación académica.

El servicio se fundamenta en la competitividad, la labor en equipo, la excelencia, la humanización y dignificación de la persona; para lo cual nos orientamos hacia el mejoramiento continuo de nuestra organización, de su gente y de los recursos tecnológicos.

Nuestra labor se enmarca dentro de los más altos estándares de la ética y redunda en beneficio de la Comunidad, de nuestros Colaboradores y del crecimiento y desarrollo de la Institución.

Visión

Consolidarnos como una institución líder prestadora de servicios de salud de alta complejidad y tecnología de Latinoamérica; acompañada de programas de apoyo social, Investigación y docencia; mediante un modelo de atención integral, humanizado y seguro, con enfoque de gestión sostenible por su eficiencia, rentabilidad, responsabilidad social e innovación, en el marco de un hospital universitario; con capacidad y liderazgo en la generación de conocimiento y en el desarrollo de talento humano.

Valores