Elempleo.com: el buscador de empleo más grande de Colombia
Aprovecha nuestra app
miles de ofertas laborales.

El trabajo de ser mamá

Cuando recién consigue el empleo, el salario mínimo que recibe es una sonrisa y uno que otro gesto gracioso o puchero que hacen que la labor valga la pena.

Noticias laborales /
Según datos del Dane, en Colombia hay actualmente alrededor de 22 millones de mujeres, de las cuales el 56 por ciento son madres cabezas de familia. Foto: Istock
Según datos del Dane, en Colombia hay actualmente alrededor de 22 millones de mujeres, de las cuales el 56 por ciento son madres cabezas de familia. Foto: Istock

Son, por lo general, nueve meses de inducción para prepararse para obtener un trabajo a término indefinido que, de verdad, dura toda la vida. Algunas renuncian, a otras no las valoran, unas no quieren aceptar el empleo, pero a varias les toca y, finalmente, muchas lo sueñan, lo logran y se hacen al mejor contrato de trabajo de sus vidas… ¡sus hijos!

Una mamá trabaja 24 horas al día, los siete días de la semana. No descansa cuando quiere sino cuando puede. Hace horas extra diurnas, nocturnas, labora domingos y festivos, no remunerados.

El perfil requerido para este cargo sugiere a una persona con atención en paralelo, con la capacidad de realizar varias funciones al mismo tiempo. Debe estar de pie durante largos lapsos, cantar, trasnochar, hacer de comer, arreglar y dar orden a la casa, dar de comer, turnarse los ojos para dormir con uno y vigilar con el otro…

Las candidatas a hacerse con la vacante de madre para toda la vida deben tener habilidades bien desarrolladas, por ejemplo, trabajo en equipo, buenas relaciones interpersonales, liderazgo, 100 por ciento de paciencia, empatía, inteligencia emocional, dosis alta de entrega y, sobre todo, excelente manejo de las situaciones en momentos de crisis.

Así mismo, deben ser resolutivas, proactivas, productivas y, prácticamente, hacer las veces de ‘coaching’ potenciando y guiando al máximo las habilidades de sus hijos.

Este tipo de trabajo es el único en el que la persona sale a vacaciones y le toca trabajar más. Son obreras, operarias, jefes, propias jefes, emprendedoras, administradoras, gerentes y hasta enfermeras y médicas. Algunas, descansan un poco de sus labores a medida que pasan los años de trabajo. Sin embargo, otras se vuelven tan adictas de amor por su labor que, sin necesidad de trabajar, dedican el mismo tiempo y tienen su mente siempre ocupada en sus hijos hasta que son muy viejitas. Este cargo tampoco ofrece pensión. Hay madres que dicen que su pensión es ver a sus hijos realizados y cumpliendo sus sueños.

Cuando sus hijos crecen, entre otras cosas, se convierten en las fans y seguidoras número uno de las publicaciones que ellos hacen en redes sociales, o de sus proyectos, de sus logros y, también, son las primeras en estar en sus fracasos. O sea, es un trabajo que requiere de manejo de internet, Facebook, Whatsapp, Instagram, Twitter. Nunca descuidan su empleo y, lo mejor, se sienten orgullosas de tenerlo. Muchas aseguran que es el mejor trabajo del mundo.

Actualmente, han disminuido las aspirantes a este cargo. Muchas mujeres no quieren ser madres. Prefieren realizarse profesionalmente, viajar y disfrutar la vida a su manera. Es respetable. No obstante, queremos felicitar a todas aquellas que incluso en estos tiempos se arriesgan a aceptar este trabajo y que, de igual manera, siguen luchando por cumplir sus sueños profesionales y personales. Madres trabajadoras. Mamás de profesión. ¡Feliz día!

Por: Pablo Alejandro Alzate

Contenido@elempleo.com 

Comentarios

Publicidad