Bananeros temen pérdidas y desempleo por transnacional

La decisión de Chiquita de dejar en duda la exportación de 8 millones de cajas afectaría a unos 4.000 trabajadores.

Mundo empresarial /

Una decisión de la compañía bananera estadounidense, Chiquita Brands, puso en riesgo la venta al exterior del 8 por ciento de la producción de banano del país, equivalente a ocho millones de cajas.

Si esa fruta no se exporta, generará pérdidas por $43 millones a productores de unas 15 fincas independientes en Limón, las cuales dan empleo directo a 4.000 personas e indirecto a 10.000.

Así lo informó Luis Umaña, vicepresidente general de la Cámara Nacional de Productores Independientes de Banano y lo corroboró la Corporación Bananera Nacional (Corbana).

Chiquita, por medio de su subsidiaria, Compañía Bananera Atlántica Ldta. (COBAL), comunicó a los productores independientes que le entregan fruta, que tendrá en América Latina un exceso de producción de 13 millones de cajas ?de 18,14 kilos? que corren el riesgo de no ser vendidas, debido a la sobreoferta.

La transnacional dispuso que de las 13 millones, 8 millones provendrán de Costa Rica y las restantes 5 millones, de otros países.

¿Por qué nuestro país con una cuota tan alta? La respuesta de la empresa es que Costa Rica es más ?competitivo? que otros países.

Esos 8 millones equivalen casi al 75 por ciento de lo que compró Chiquita a los productores ticos en el 2004.

Mark Oakley, gerente general de COBAL, dio su versión. Afirmó que la empresa no ha tomado la decisión de dejar de exportar la fruta y que tratan de colocarla en mercados en tránsito, como Rusia, países mediterráneos e Irán, aunque a precios mucho más bajos.

Reconoció que si los precios caen mucho, no es rentable exportar y la fruta se quedaría aquí. En este caso le entregarán a los productores $2,50 por caja como indemnización, según él.

Normalmente, cada caja tiene un precio promedio de salida de $5,35.

Impacto

Luis Umaña afirmó que las 15 fincas que venden su producción a COBAL están distribuidas en todos los cantones de la zona del Caribe, que en enero sufrieron un fuerte golpe económico por las grandes inundaciones.

También, más de 600 personas se quedaron sin empleo en Talamanca con la quiebra de dos bananeras tras la llena. En total, los bananeros perdieron $31 millones.

Corbana acusó a Chiquita de tomar esta medida en represalia porque Costa Rica no apoyó su tesis de mantener la situación actual en el comercio bananero con la Unión Europea (UE).

Por ahora, en el puerto de Moín, en Limón, la carga de contenedores de banano de la firma Chiquita Brands se mantiene fuerte.

Empresa niega que medien represalias

La transnacional Chiquita justificó la decisión de poner en riesgo la exportación de 8 millones de cajas de banano de Costa Rica, en la falta de competitividad del país por costos de producción y por calidad, factores de logística y limitaciones en otros mercados.

También, Mark Oakley, gerente general de la firma en el país, negó que haya represalias contra Costa Rica, como lo denunciaron la directiva de la Corporación Bananera Nacional (Corbana) y la Cámara Nacional de Productores Independientes de Banano.

Chiquita advirtió que este año tendrá un excedente de la fruta de 13 millones de cajas en Latinoamérica. De ese total otorgó ocho millones de bultos a Costa Rica, un 61 por ciento de ese total, pues no tiene posibilidades de actuar ni en Ecuador, ni en Colombia, ni en Guatemala.

Oakley explicó que la fruta de Guatemala es la de más calidad que envían a Estados Unidos; la de Ecuador la de más calidad por mucho para Europa; en Colombia y Panamá tienen el compromiso de sacar la fruta de las firmas que compraron sus subsidiarias allá.

Reconoció que ofrecieron a los productores el eventual envío de la fruta a Rusia, Irán y otros de los denominados ?mercados en transición?, pero se les rebajaría $1,50 por caja en el precio promedio de $5,35 fijado que se ofrece para los mercados medulares (Estados Unidos y la Unión Europea).

Los productores denunciaron que la firma tomó represalias porque el Gobierno accedió a aumentar el impuesto de salida de $0,09 a $0,15 por caja, el 15 de marzo.

El objetivo fue dedicar de ese monto $0,07 para un fondo de ayuda a los bananeros independientes.

El tributo lo pagan solo las firmas comercializadoras de la fruta.

Marvin Barquero S.

contenido@elempleo.com

Opine en el debate: ¿Aprueba las relaciones de pareja en el trabajo?

Comentarios