Por qué es importante invertir en salud mental

La salud siempre ha sido importante y dentro de esta, la inversión en salud mental, ya que de ella depende el desempeño del ser humano en sus diferentes contextos.

Consejos profesionales /
salud mental mujer
Es vital contar con asistencia profesional en casos de depresión o ansiedad. Foto: istock

Con la pandemia, la salud mental se ha visto afectada, pues son muchas las situaciones que se han desencadenado a nivel de económico, social, familiar y de salud. Según Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el impacto de la pandemia en la salud mental de las personas ya es extremadamente preocupante”.

Menciona además que "está muy claro ahora que las necesidades de salud mental deben ser tratadas como un elemento central de nuestra respuesta al covid-19 y de nuestra recuperación de la pandemia”.

Por otra parte el director de la OMS indicó: "esta es una responsabilidad colectiva de los gobiernos y la sociedad civil, con el apoyo de todo el sistema de Naciones Unidas. No tomar en serio el bienestar emocional de las personas tendrá costos sociales y económicos de largo plazo para la sociedad".

En Costa Rica, según dos investigaciones, una de marzo del 2020 y otra de octubre del 2020, realizadas por la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y la Universidad Nacional (UNA), se evidencia un aumento de los niveles de depresión y ansiedad en la población.

En una nota desarrollada por Repretel, denominada “Vulnerabilidad socioeconómica incide en la salud mental de la población de Costa Rica”, en enero del 2021, se indica que según los estudios mencionados, el 61.0% de la población costarricense presentó en octubre pasado alguna sintomatología depresiva, un aumento del 50% en términos absolutos, al compararse con los resultados obtenidos en marzo de 2020.

Por otra parte, según esta nota, un 43.7% de la población consultada presentó alguna sintomatología asociada con ansiedad generalizada severa, lo que contrasta con los resultados del estudio realizado en marzo pasado, cuando únicamente un 13.8% de las personas participantes manifestaron síntomas de ansiedad. El 32.1% de la población presentó una afectación crítica en su salud mental en octubre de 2020.

Por lo tanto, definitivamente el aporte de las organizaciones tiene un papel importante en la intervención y promoción de la salud mental, ya que las cifras en aumento de depresión y ansiedad son alarmantes.

Entonces, ¿por qué promover la salud mental corporativa? Quizá a través del artículo se ha respondido esta pregunta, sin embargo a continuación se especifican puntualmente algunas razones:

  1. Según un comunicado de prensa efectuado por la OMS y el Banco Mundial, basado en un estudio publicado en The Lancet Psychiatry, cada dólar invertido en la ampliación del tratamiento de la depresión y la ansiedad rinde cuatro dólares en mejora de la salud y la capacidad de trabajo. Es decir una persona más saludable, también es una persona más productiva.

  2. También según lo expresa Jim Yong Kim, expresidente del Grupo del Banco Mundial, "no se trata de una cuestión únicamente de salud pública, sino también de desarrollo. Tenemos que actuar ya porque la pérdida de productividad es algo que la economía mundial no se puede permitir".

  3. Si promovemos el bienestar mental de nuestros colaboradores, disfrutaremos de los variados beneficios: personas más sanas, más equilibradas, con mayores recursos psicológicos para afrontar las dificultades de la vida no solo a nivel individual sino incluso a nivel laboral y familiar. Colaboradores con mejor manejo de la frustración, y mayor capacidad de negociación. Un ambiente laboral más armonioso, equilibrado y potencializado.

  4. Un impacto positivo en la disminución de incapacidades por enfermedades psicosomáticas y físicas que involucran el estrés como uno de los principales disparadores.

Definitivamente la inversión en salud mental es tan beneficiosa, que se convierte en una importante estrategia también a nivel económico, evitando que las empresas tengan altos gastos por aspectos de incapacidades, pérdida de personal y disminución de productividad.

Al invertir en salud mental, se estará haciendo una contribución importante al bienestar del personal, al desarrollo de su corporación y a la salud social.


Por: Verónica Gutiérrez, Bienestar y desarrollo en Consultora BDS Asesores

Contacto: veronica@bienestarydesarrollo.com

Comentarios