Cuidado con lo que dices en el trabajo

En la oficina también hay que cuidar las maneras de hablar y lo que se quiere decir, no solo tú imagen está en juego.

Consejos profesionales /

La forma en la que hablas y escribes es fundamental para mantener una buena relación con los compañeros, jefes y clientes. “La comunicación dentro de una compañía es uno de los componentes clave para asegurar el objetivo principal: lograr las metas del negocio”, asegura Ignacio Gómez, Principal en Hays Executive, de Hays Colombia.

Cada empleado debe tener cuidado con lo que dice y cómo lo dice. “Los equipos y las compañías son diferentes entre sí y tienen su propia esencia. Por eso, es importante que sean ellas mismas las que identifiquen el tono y los canales para llegar a sus colaboradores de la mejor manera, esto pensando en crear un ambiente en el que se sientan representados y aporten a la dinámica”, agregó Gómez.

Registra o actualiza tu hoja de vida 

Sin embargo, ten en cuenta que no hay una sola forma de hacer esto bien. Hay tonos en la voz, formalidad en las palabras y hasta estilos de miradas que pueden ser útiles en determinados ambientes y niveles laborales. Desde luego, según el cargo también se espera un comportamiento, así que entiende estas dinámicas y haz un diagnóstico de cómo y cuándo es mejor hablarle a un superior o compañero de trabajo.

“Para comunicarse efectivamente hay que identificar la audiencia, si le vas a hablar al jefe o un gerente o si es a compañero de puesto , si es una audiencia conocida o no; piensa previamente qué es lo que quieres comunicar y ahí sí estructura el mensaje ”, señaló Felipe Giraldo, director general de Conexiones, agencia de comunicaciones.

Ten en cuenta cuáles son los temas adecuados para conversar en un espacio laboral y con quiénes se puede hacer, además es importante saber cómo se deben tocar ciertos asuntos, piensa en los demás, cómo los hará sentir lo que tienes por decirles y si la mejor forma es hacerlo por un correo, mensaje o si es preferible que acudas personalmente.

“Se trata de ser eficiente con lo que se dice, con los recursos que se tienen (…) haz una edición de ideas antes de hablar o escribir, habla de manera sencilla y así llegarás a más audiencia sin importar el nivel académico”, agregó Giraldo.

Las líneas de comunicación abiertas son una cualidad importante para que se pueda a llegar a puntos de consenso, entender el día a día de la empresa desde otra perspectiva y poder identificar situaciones que son susceptibles de mejora o incluso de reconocimiento.

“Los equipos, por su lado y sin importar el tamaño que tengan, deben también asegurar dinámicas en donde existan las posibilidades de comunicación, ya sea con su propio líder o entre los empleados. Tener los canales y las posibilidades de comunicarse hará que el equipo pueda ser transparente y así generar una confianza que haga más efectiva la resolución de problemas”, puntualizó Gómez.

Destaca tu hoja de vida comprando elempleo VIP

Comentarios

Publicidad