Elempleo.com: el buscador de empleo más grande de Colombia
Aprovecha nuestra app
miles de ofertas laborales.

La asesoría empresarial, una tarea artesanal

La asesoría empresarial, una tarea artesanal

Mundo empresarial /

Entre las demandas de empresas y candidatos, los consultores en búsqueda y selección deben combinar diversificación y trabajo a la medida. Situados entre las demandas cada vez más exigentes de las empresas, sus búsquedas específicas y su cultura, por un lado, y los intereses de los candidatos, mucho más activos en los procesos de búsqueda, por otro lado, hacen que los consultores se vean obligados a diversificar los servicios que ofrecen y al mismo tiempo personalizar al máximo cada búsqueda.

"El enfoque que prevalece es el de la consultoría integral, donde participamos desde la definición misma del perfil. Al mismo tiempo, como consultores tenemos que pensar cada vez más en personas concretas y puntuales para necesidades específicas", dice Beatriz Lobo, consultora senior.

"La clave es adaptarse al negocio y las necesidades específicas de cada empresa", adelanta Alberto Alvarez, socio del área de Recursos Humanos de Deloitte & Touche, una firma inglesa de consultoría integral.

Esa es, según comenta una de las pocas tareas que un consultor en recursos humanos no puede delegar. "Recorrer una planta, ver las oficinas y conversar con los directivos brinda impresiones de lo que la empresa realmente necesita y del tipo de candidato que se adapta a ella. Eso es intransferible y se logra con mucha experiencia", dice.

Ese olfato es el que permite a estos profesionales, por ejemplo, redefinir el perfil de las búsquedas, sugerir que la persona que quieren buscar fuera probablemente esté ya en algún lugar de la empresa y determinar la dirección que tendrá el proceso de selección.

Entre dos fuegos

El trabajo de consultoría en búsqueda y selección debe enfrentar los requerimientos cada vez más exigentes de las compañías, tanto en la consecución de altos ejecutivos como en el cubrimiento de gerencias medias, puestos profesionales y de empleados.

"Se pide formación de grado y posgrado, dominio del inglés, disponibilidad para viajar y para mantenerse actualizado tecnológicamente", enumera María Eugenia Frade, miembro de PriceWaterhouse.

A la flexibilidad, liderazgo y capacidad de trabajo en equipo, además, hoy se suman la visión amplia y una imprescindible orientación al negocio.

Pero quizás el cambio más novedoso esté en la relación transitoria que cada vez con mayor frecuencia establecen empresas y empleados. Ambos saben que nada es para siempre y eso se plantea antes de iniciar la relación laboral.

"Muchas veces se pide que los candidatos se involucren en un proyecto, se resignen a ganar un menor sueldo o acepten ganar menos dinero -dice Lobo-. Que le den prioridad al cambio, apuesten a un negocio y corran riesgos con él. Cuando ese negocio termina, se verá qué pasa."

Los candidatos responden cada vez más a esas reglas del juego, dejan de lado las actitudes pasivas y se han vuelto también ellos más exigentes.

"Se valora mucho a aquella persona que durante una entrevista hace preguntas, se preocupa por conocer las políticas de Recursos Humanos de la empresa, sus planes de carrera, niveles de remuneración y posibilidades de crecimiento -dice Lobo-. Además, hoy está bien visto haber pasado por distintas empresas y conocer culturas diferentes."

Mercado en cambio

Un panorama de la consultoría en búsqueda y selección en el nivel local muestra una cantidad y variedad crecientes de consultoras. A las grandes firmas internacionales de consultoría general, que incluyen múltiples divisiones, se suma el desembarco de otras que hacen alianzas con firmas locales y los estudios nacionales.

Todas, sin excepción, se ven obligadas a diversificar cada vez más los servicios...

Comentarios

Publicidad