Elempleo.com: el buscador de empleo más grande de Colombia
Aprovecha nuestra app
miles de ofertas laborales.

Retroalimenta a tu jefe y exprésale lo que necesita mejorar

Los empleados tienen derecho a expresar su satisfacción o inconformismo, siempre con respeto y cumpliendo los conductos regulares.

Consejos profesionales /
Un líder debe escuchar a su empleado para que alcance su máximo potencial.
Un líder debe escuchar a su empleado para que alcance su máximo potencial. Foto: iStock

Las empresas hacen en diciembre los últimos retoques a los planes del nuevo año, presentan un balance del trabajo que se llevó a cabo y realizan la evaluación de desempeño a sus equipos.

Empieza el 2020 con un nuevo trabajo, mira los que están publicados aquí 

Pero, ¿pueden los empleados hacer abierta esa retroalimentación hacia sus jefes o empleador?

“Es un mito que los empleados no puedan dar ‘feedback’ a sus jefes. De hecho, las nuevas generaciones son mucho más abiertas a manifestar sus inquietudes y sentimientos, lo que es una oportunidad que las empresas deben saber promover y aprovechar”, comenta Martha Calderón, subgerente de Personas de Parque Arauco División Colombia.

Y es que los jefes deben cambiar esa frecuente relación unidireccional y perspectiva de que todo, por su parte, está funcionando de manera correcta.

Algunas empresas ya se están poniendo la tarea de escuchar a sus empleados y aplicar “prácticas de ‘feedback’ de doble vía, es decir, el líder retroalimenta al empleado y viceversa. Para que esto se logre hay que contar con un lapso de tiempo y debe ser parte de una decisión cultural de la organización para que los líderes ejerzan una retroalimentación de forma positiva en las generaciones tradicionales como los ‘babyboomers’, generación X y ‘millennials’”, menciona Patricia Vargas, gerente de Right Management.

El ‘feedback’, retroalimentación o evaluación se debe dar en espacios donde se propicien proyecciones de carrera, reconocimiento de logros y se resalte la importancia de los colaboradores en las empresas.

Entonces, ¿es diciembre la época ideal para plantear todo lo que funcionó o no sobre el rol y papel de un jefe?

“El fin de año es clave, especialmente en las empresas que están terminando su planeación para el año siguiente. Cuando los jefes y sus equipos están revisando sus objetivos y compromisos, es un buen momento para que las dos partes pongan sobre la mesa sus expectativas sobre el otro, las cosas que podrían hacerse mejor, el apoyo que requieren y en general, los términos de la relación”, advierte Calderón.

Un buen empleado es el fruto de un buen liderazgo. El vínculo que existe entre jefe y empleado debe permitirles aprender entre sí mismos, puntualizar fortalezas y falencias, pero siempre con respeto.

Según Vargas, “los líderes deben ser modelos a seguir que buscan diferentes experiencias, perspectivas inusuales y se mantienen abiertos a nuevas ideas. Asimismo, deben contar con nuevos conocimientos digitales y tener una comprensión de las habilidades técnicas requeridas para transformar de una forma efectiva, no solamente su empresa, también sus empleados”.

Con elempleo VIP se destaca tu currículo

Finalmente, tanto para jefes como empleados, la retroalimentación y aquellos aspectos por mejorar no se deben tomar personalmente para que no se afecte el ambiente de trabajo o las relaciones laborales.

“Debemos visualizar el impacto laboral de las recomendaciones u opiniones que nos exprese algún miembro del trabajo, ya sea un subordinado o jefe; todos los cambios que se proponen en la compañía son muy importantes y surgen a partir de este tipo de interacciones, por eso, a través de estas debemos aprender de nuestros errores y generar cambios positivos para llegar a las metas propuestas”, concluye Vargas.

 


Redacción elempleo

Contenido@elempleo.com

Comentarios

Publicidad