Productividad y calidad laboral: una búsqueda constante de equilibrio

Identifica tus límites. Solo tú sabes cuánto puedes dar de forma eficiente y eficaz.

Noticias laborales /
Entrénate de manera sucesiva para obtener experiencia y conocimiento. Foto: 123rf.com
Entrénate de manera sucesiva para obtener experiencia y conocimiento. Foto: 123rf.com

Encontrar el equilibrio entre la productividad y la calidad  en el trabajo ha sido un propósito para las empresas y para cada trabajador. Existen empleados que pueden cumplir muchas tareas, pero que no siempre las hacen de la mejor forma. 

Marsela Londoño Linares, magíster en Administración de empresas, aconseja a cada persona identificar sus límites, pues va a saber qué tan productivo es y contar los elementos de juicio para tener conciencia sobre la alta o baja calidad de los resultados.

“El jefe puede evaluar los productos frente al cumplimiento de fechas y algunos atributos de los ‘entregables’.  Sin embargo, es el trabajador quien mejor puede juzgar el resultado y esto se da de manera comparativa, por ejemplo, con otros anteriores que hayan sido similares, ya sea en cuanto a tiempos de entrega o extensión, es decir, el establecer los propios alcances es un tema netamente personal y de experiencia”.         

Según Londoño, cada trabajo, dependiendo del tipo de empresa, cargo, delegación de funciones, entre otras variables, va a sugerir a la persona un tope, una meta y resultados a alcanzar.

Registra o actualiza  tu hoja de vida en nuestro portal y consigue empleo

Los hitos organizacionales, las estadísticas históricas de resultados y las expectativas marcarán la pauta de lo que se espera del trabajador. Por su parte, el empleado que ya conoce sus alcances y límites es quien definirá cómo responder a esas expectativas.      

“La relación productividad-calidad requiere de conocimiento específico del cargo, del contexto organizacional y del mercado. Por esa razón la recomendación es explorar, esto es, esperar. No emitir juicios tempranos sobre la calidad o productividad tanto de sí mismo como de las personas a cargo o incluso de sus jefes, sin tener el tiempo suficiente para obtener el conocimiento necesario en el campo específico”, asegura Londoño.

Una vez superadas las anteriores etapas, la recomendación es entrenarse. Ser productivo es más que nada una actitud. Por lo tanto, entrenarse en equilibrar productividad  y calidad tiene mucha lógica.     

“Nada más subjetivo que la calidad, por eso entrenarse en el campo, cargo y jefe específicos sería una gran recomendación: Marsela Londoño Linares. 

“La productividad en Colombia ha sido entendida desde la eficacia (logro de resultados), sin embargo, el adecuado uso de los recursos (en particular del tiempo, que traducido a la empresa representa dinero) viene en gran auge, al menos desde lo discursivo, permitiendo afirmar que la productividad se proyecta en función de la eficiencia (logro de resultados con optimización de recursos)”, dice Londoño.

Por eso, a la hora de evaluar la productividad se tendrían en cuenta variables como el tiempo de respuesta, uso de recursos financieros del proyecto, etc… Además, al evaluar la calidad se introducen otros aspectos desde lo normativo hasta lo más subjetivo, es decir, cómo le gusta al jefe y qué considera él como alta calidad.

Destaca tu hoja de vida comprando elempleo VIP

Contenido@elempleo.com 

Comentarios

Publicidad