Jefe, en vez de gritar, ¡escucha!

Es mucho mejor que te admiren por tu gestión y personalidad a que te tengan miedo.

Consejos profesionales /
Jefe, no grite, escuche
Al escuchar te enteras de lo que está sucediendo en la organización y con tu equipo de trabajo; esto te permite tomar mejores decisiones.

Hay características específicas que califican a un superior como bueno o malo. Algunos gritan, otros imponen, pero los mejores escuchan.

Elempleo.com consultó con expertos algunos consejos para que tú mejores en tu trabajo y, si eres jefe, te conviertas en alguien inspirador, en un líder.

Adriana Sarmiento, directora general de Nerium International Colombia, dijo que nada se gana un jefe con ser autoritario y gritón, por lo contrario, “pierde respeto, genera desmotivación, conflictos y hace perder tiempo”.

Sarmiento añadió que un superior así limita la creatividad y la interdependencia entre él y sus empleados.

En cambio, si un superior escucha, “podrá comprender que hay diferentes formas de hacer las cosas y que puede haber alguien que tenga una buena idea que mejore los procesos”, afirmó Ángela Chisco, directora de ventas y mercadeo en Alliance Enterprice.

De igual manera, otros beneficios que les trae a la empresa y a los trabajadores tener un jefe que escucha son, por ejemplo, abrir canales de comunicación óptimos que permiten una retroalimentación real. Además, poder trabajar en grupo y así potencializar el clima organizacional y, por ende, la productividad y la calidad de los productos y de los objetivos. 

Según los expertos consultados, un jefe que le hable fuerte a sus colaboradores y sea terco al momento de escuchar propuestas, simplemente demuestra su incapacidad para liderar, poca sostenibilidad y carencia de competencias suficientes para el cargo.

Asimismo, esta clase de superior evidencia baja inteligencia emocional, inseguridad y falta de planeación.

¿Qué caracteriza a un buen jefe?

Para Ángela Chisco y Adriana Sarmiento, un líder ejemplar debe generar espacios de creación de ideas, apoyo a la implementación de proyectos, propiciar discusiones interesantes que generen incremento de los indicadores clave de la compañía, generar buen ambiente de trabajo y alto nivel de productividad y competitividad.

Conclusiones

Para María José Sáenz, jefe de Talento Humano de Sutherland, se puede concluir lo siguiente:

  • Un jefe debe escuchar, trabajar en equipo, fomentar la comunicación, reconocer logros, ser claro en las metas y acompañar en desarrollo profesional y personal del colaborador.
  • Una linda frase es: “escuchar, para comprender, y luego actuar”.
  • Jefe: sé carismático y humilde, no autoritario.

Pablo Alejandro Alzate
Contenido@elempleo.com 

¿Quieres cambiar de trabajo? Registra o actualiza tu hoja de vida en nuestro portal

Comentarios

Publicidad