Ocho 'tips' para identificar un buen servicio ‘headhunter’

La hoja curricular del candidato puede estar llena de títulos académicos, que son valiosos, pero las habilidades blandas constituyen un plus que solo se nota durante la entrevista.

Mundo empresarial /
Asistir a conferencias y a eventos de networking es una de las tareas ineludibles de estas compañías. Foto: 123rf.com
Asistir a conferencias y a eventos de networking es una de las tareas ineludibles de estas compañías.

Cuando se trata de encontrar el personal idóneo, empresas como e-hunters acompañan a las empresas a lo largo de los procesos como su aliado en la búsqueda del talento humano.

Los siguientes consejos para identificar un buen headhunter también pueden servir a los candidatos que buscan por medio de estas compañías su trabajo ideal:

1. Una buena red: Asistir a conferencias y ponencias, así como a eventos de networking, es tarea ineludible para un buen headhunter, ya que en esos eventos puede conformar una buena red de contactos que le servirán en el futuro.

2. Ojo clínico: La experiencia hace la diferencia a la hora de detectar, casi a primera vista, al candidato que el cliente necesita. Esa capacidad para evaluar el nivel profesional marca la diferencia entre las empresas serias de headhunter y quienes buscan abrirse paso en este mercado solo por ganar dinero, pero sin trayectoria.

3. Discreción: El buen clima organizacional depende de la discreción con la que se hagan los movimientos. La búsqueda del perfil que sustituirá a alguien que todavía es parte de la empresa se realiza con discreción en función de generar el menor ruido posible.

4. Ética: El proceso de captación del candidato requiere de una ética elevada; no se trata de llevarse un recurso de una organización como si se tratara de cualquier pieza, ese talento tiene un valor y el respeto que se le ofrezca es garantía de una buena relación a futuro, inclusive como cliente del headhunter.

5. Buena comunicación: Saber escuchar y dar respuesta oportuna, tanto a las inquietudes del cliente como a las del talento, es esencial en materia de Recursos Humanos. La buena comunicación es una habilidad blanda imprescindible en los cazadores de talentos.

6. Capacidad de adaptación: En el cambiante mundo empresarial los procesos requieren ajustes; un buen headhunter tiene la capacidad de adaptarse a las circunstancias sin dejar inconcluso el proceso de búsqueda, captación y contratación del perfil deseado, en el cual la última palabra siempre la tiene el cliente.

7. Poder de convencimiento: Se requiere una buena dosis de encanto particular para concretar las negociaciones. La capacidad de convicción es cualidad fundamental, en especial cuando el candidato ideal ya cuenta con un empleo, está cómodo en su organización y ni siquiera espera que lo llamen. Convencer a ese talento de que le conviene dar el salto es un logro invaluable.

8. Acompañamiento constante: Un servicio headhunter de calidad trabajará por la consecución de objetivos del cliente, ofreciendo acompañamiento y asesoría constante en cada una de las fases del proceso, de lo contrario, los resultados no serán los esperados, es aquí donde el headhunter se convierte en un aliado para la organización.

* Con información de e-hunters.

Comentarios

Publicidad