Elempleo.com: el buscador de empleo más grande de Colombia
Aprovecha nuestra app
miles de ofertas laborales.

Frases que nunca debes decir en la entrevista de trabajo

Saber expresarse en la entrevista laboral es vital para llamar la atención del reclutador. No decir ciertas cosas también puede sumar puntos.

Consejos profesionales /

Es mejor prevenir que lamentar. Hay ciertas palabras o frases que pueden afectar tu entrevista de trabajo, ya que son inapropiadas, inoportunas y crean falsas y erróneas ‘imágenes’ sobre ti como profesional.

Queremos que tu entrevista de trabajo sea un éxito. Por tal razón, elempleo.com te comparte estas frases que jamás debes de decir en tu entrevista de trabajo.

 

1. “La empresa donde trabajo lo hace mal”

Aunque hayas tenido problemas en anteriores experiencias laborales, evita hablar mal de la compañía o del equipo de trabajo en la entrevista. Asimismo, si estás empleado, no reniegues de tu trabajo actual. 

Según Patricia Pérez, directora de Recursos Humanos en Fincomercio, “esto demostraría actitudes negativas y que en un futuro cabe la posibilidad de que hables  mal de la nueva empresa”.

2. “Tengo un mal jefe”

Al igual que la primera frase, despotricar de tu jefe actual o pasado puede causar una mala impresión en el entrevistador, haciéndote pasar como una persona conflictiva o negativa. Con ello, dejarías la sensación de que en un futuro -si fueras contratado- podrías decir lo mismo del nuevo jefe.

¡Regístrate en elempleo.com y encuentra un nuevo trabajo! Haz clic aquí

Esto no significa que debas alabar a tu superior, sino tener mucho cuidado al hacer juicios o calificaciones. Puedes contar tu experiencia sin necesidad de volverla una queja o un reclamo. ¡Ten cuidado!

3. “¿A qué se dedica la empresa?”

Llegar sin saber nada de la empresa ofertante es fatal. Investiga sobre la historia de la compañía que ofrece la vacante, sus logros y actividades. No llegues a la entrevista sin saber en dónde estás parado y cómo puedes aportar.

Si puedes, consulta con personas allegadas que trabajen o hayan trabajado allí para conocer un poco más y llegar más preparado. Tampoco estaría mal saber quién podría ser tu jefe o superior.

4. “No tengo la experiencia para el cargo, pero aprendo rápido”

Es importante resaltar interés por nuevos retos laborales, pero recuerda que el interlocutor es quien debe validar tus habilidades y ajuste a la posición acorde con el desarrollo de la entrevista y las pruebas realizadas.

“A pesar de que es importante mostrar transparencia, indicarlo tácitamente puede llevar a que el candidato se descalifique por sí mismo”, señala Pérez.

Hay que enfatizar en lo positivo y no en lo negativo. Y es muy valioso contar con una actitud positiva ante los retos.

5. “¿Cada cuánto se hacen los aumentos?”

Después de recibir una oferta formal de empleo, se te hará una propuesta de salario. Este concepto también puede indicarse previamente en la descripción de la vacante.

Antes de ser contratado, puede resultar contraproducente dar a entender  que se necesita un aumento o que el salario realmente no es suficiente. Debes ser capaz de analizar si hay -realmente- espacio para una negociación salarial.

6. “No tengo preguntas”

Antes de asistir a la entrevista laboral, es vital que te informes de la empresa a la que te estás postulando, así como el sector, entorno y posición, tal cual mencionamos anteriormente.

Aumenta tus posibilidades de encontrar trabajo. Conoce elempleo VIP aquí

Si lo has hecho, se pueden generar inquietudes que pueden demostrar tu interés por la vacante. No hacer ninguna pregunta “demuestra poco interés en la compañía y que el candidato no tiene un foco definido o que no encaja con las expectativas profesionales”, explica la experta de Fincomercio.

7. “¿Qué beneficios ofrecen con la vacante?”

¿Tienes dudas sobre vacaciones, medicina prepagada o apoyo económico para estudios? Es preferible esperar a la oferta formal para preguntar o conocer estos aspectos.

8. “No cuenten conmigo para trabajo extra”

“Preguntas sobre disponibilidad de horario o comentar la imposibilidad de trabajo en algunas ocasiones, pueden sonar muy impositivos en la entrevista”, comentó a elempleo.com Lina Correa, gerente de Talent Solutions en ManpowerGroup Colombia

Todo depende de la forma en cómo se pregunten las cosas. Por ejemplo: “me gustaría fortalecer mis conocimientos o estudiar, ¿es posible tener un horario flexible?”.

“Esto puede llevar al entrevistador a tomar estos requerimientos de buena manera y negociar para la contratación u oferta laboral formal”, concluye Correa. Claro está, la jornada laboral debe ser un punto comentado entre los interesados.

9. “¿Podríamos aplazar la entrevista? Tengo un compromiso”

Este es un tema de prioridades. Al buscar trabajo y enviar tu hoja de vida estás dando a entender que estás disponible para poder asistir a una entrevista en cualquier momento y de manera puntual.

Por supuesto, pueden surgir percances de último momento. Pero recuerda que detrás de ti hay más candidatos y se tramita un proceso de selección que puede ser urgente; algunas oportunidades no se presentan dos veces.

10. “Eso es muy fácil de hacer”

Darte a conocer y exponer tus habilidades en una entrevista laboral es vital, pero no exageres. Presumir de tus capacidades no será una actitud que ‘descreste’ a tu entrevistador. Al contrario, puedes pasar como una persona que subestima la vacante ofrecida.


Por: Juan David Castro 

Contenido@elempleo.com

Comentarios

Publicidad