‘Puedes renunciar e irte de tu trabajo cuando quieras’

Tu jefe no podría exigirte que cumplas con las tareas pendientes antes de entregar el cargo.

Consejos profesionales /
Mientras en el contrato laboral no diga lo contrario, tú puedes renunciar cuando quieras y el empleador debe aceptarlo. Foto: 123rf.com.
Mientras en el contrato laboral no diga lo contrario, tú puedes renunciar cuando quieras y el empleador debe aceptarlo.

Tú debes tener claro que –si el contrato no dice algo diferente- puedes renunciar y marcharte el mismo día si así lo consideras. Aunque nunca será bueno dejar las cosas tiradas, es claro que como trabajador tienes derecho a retirarte cuando lo desees.

“Si en el contrato no existe una cláusula que reglamente el tema de terminación del contrato entre las partes, el trabajador puede dar por terminado unilateralmente sus labores sin previo aviso, y el empleador deberá aceptar su carta de renuncia a partir de la fecha anunciada por el funcionario”, ratifica Liliana Guzmán, directora de Talento Humano de LOOR - Gestión de Reputación.

Por su parte, Sandra Milena Martínez, directora de Gestión Humana en SC Organizacional, asegura que el hecho de que el trabajador entregue el puesto con todas las funciones pendientes terminadas es solo por cuestiones de ética y profesionalismo, nunca por obligación.

“Si el funcionario no tiene nada pendiente, basta con hacer entrega de su cargo, mediante acta escrita, enumerando sus pendientes o haciendo entrega de los elementos a su cargo previo a un acuerdo con su empleador”, afirma Guzmán.

Sin embargo, es recomendable –para mantener las puertas abiertas y posibles referencias laborales- que entregues tu puesto de la mejor manera, avisando con tiempo y sin dejar las cosas tiradas. Eso también habla de tu responsabilidad como trabajador y profesional. De este modo, el equipo de trabajo y tu jefe inmediato no se verán tan afectados por el impacto de tu partida. 

Así mismo, si ya tienes otro trabajo y debes comenzar pronto, lo mejor es que llegues a un consenso con tu jefe actual para acordar fechas de entrega de trabajos urgentes y explicar en los mejores términos las razones de tu salida.

¿Con cuántos días de anticipación se debe presentar la carta de renuncia?

Las consecuencias de tu renuncia

Ten presente que tu salida puede tener un impacto económico,  sobre todo cuando se manejan clientes y cuando hay metas económicas por cumplir. Antes de renunciar, ponte en los zapatos de tu jefe y de la empresa. María Patricia Guzmán, directora ejecutiva de Cotelco Bogotá, va más allá y advierte a las compañías: “no considero pertinente retener un empleado que ya no quiere hacer parte del equipo de trabajo”.  

Pablo Alejandro Alzate
contenido@elempleo.com 

¿Quieres cambiar de trabajo? Registra o actualiza tu hoja de vida en nuestro portal

Si quieres mejorar tus posibilidades de encontrar un nuevo trabajo, adquiere elempleo VIP 

Comentarios

Publicidad