Elempleo.com: el buscador de empleo más grande de Colombia
Aprovecha nuestra app
miles de ofertas laborales.

Si no has firmado contrato, no tienes nada seguro

Tú pudiste haber llegado hasta la última instancia del proceso de selección y, aun así, quedarte sin el trabajo. Lo único que garantiza tu nuevo empleo es tu firma.

Consejos profesionales /
Sin firma de contrato no hay nada. No existe relación laboral. No hay cabida a reclamos. Foto: 123rf.com
Sin firma de contrato no hay nada. No existe relación laboral. No hay cabida a reclamos. Foto: 123rf.com

Pasa que los futuros jefes llaman a los candidatos –después de las entrevistas y las pruebas- a decirles que son los elegidos y que el trabajo es de ellos. De hecho, también sucede que de las áreas de Recursos Humanos llaman a los postulantes para informarles que el proceso ha sido exitoso y que solo faltan los exámenes médicos.

Sin embargo, lo anterior no garantiza que el trabajo sea para la persona. Así sea el propio empleador el que llame y le confirme el puesto, hasta que no se firme el contrato cualquier cosa puede pasar. Aunque no es común que esto pase, es válido no tomar decisiones radicales –personales o profesionales- sin que se selle el nuevo vínculo laboral por escrito.

Las empresas deben ser serias y responder al compromiso adquirido con los candidatos, salvo razones literalmente extraordinarias.

Por ejemplo, hace cinco años, Camilo Rahirant Morales, realizador audiovisual de El Tiempo Casa Editorial, presentó todas las pruebas para hacerse a un cargo como editor de novelas de un canal de televisión nacional. “Finalizado el proceso de selección, me llamó la encargada del área de Recursos Humanos y me dijo que el trabajo era mío, que me hiciera los exámenes médicos para firmar el contrato. Y así lo hice. Después, cuando ya tenía los resultados me dirigí a la temporal a entregarlos, y esperé un buen rato para firmar. No obstante, en última instancia me dijeron – después de haber hecho todo el proceso, de haber invertido tiempo y dinero y, sobre todo, luego de que me habían dicho propiamente de RRHH que el empleo era mío- que no habían aprobado el presupuesto para la vacante y que, finalmente, no podía hacer parte de la empresa”.

Registra tu hoja de vida en nuestro portal y accede mejores ofertas de empleo

Lo cierto es que, según Jorge Alberto Hernández, especialista en Gestión Humana de la Universidad Piloto de Colombia, legalmente en nuestro país lo único válido que demuestra una relación contractual entre empleador y empleado es el contrato de trabajo, y debe estar firmado por las dos partes para que sea válido jurídicamente.

Hernández sugiere que en estos casos debería existir, por lo menos, una retroalimentación al candidato, para que identifique en qué pudo fallar para mejorarlo en procesos posteriores. Sin embargo, la ley no obliga a las empresas a realizar estas acciones y, por lo general, se argumentan razones internas para no continuar con el proceso.

Si la vacante es en otra ciudad, no cometas el error de trastearte sin firmar el nuevo contrato. Una decisión de este tipo debe tomarse sobre hechos confirmados.

Por su parte, Guillermo González, coach ontológico, concluye diciendo que “dentro de las dinámicas empresariales pueden suceder algunas situaciones como, por ejemplo, un tema operativo y que ya no se necesite la función. El empleador no va a contratar solo por cumplirle al candidato. La compañía puede detener el proceso en cualquier punto, y eso no representa ningún problema legal”.

También puede pasar que los exámenes médicos detecten algún problema que lleve a las empresas a prescindir de los servicios del postulante. Sea como sea, lo mejor es que si tú estás en un proceso de selección y te dicen que el trabajo es tuyo, no cantes victoria y ten precaución antes de renunciar a otros procesos o incluso a tu trabajo actual. Estos pasos también deben asumirse con cuidado y dependen mucho de la buena comunicación y la recepción del empleador.

De igual manera, así como las empresas deben ser serias y responder por el compromiso adquirido, tú como candidato no deberías dejar tirado un proceso selección, menos si es en la última etapa. Si no te interesa, hazlo saber oportunamente. Estos procesos cuestan tiempo y dinero para ambas partes. 

Destaca tu hoja de vida, compra elempleo VIP

Pablo Alejandro Alzate
Contenido@elempleo.com

Comentarios

Publicidad